Público
Público

La Décima del Atlético

Los rojiblancos conquistan su quinto título en tres años y recuperan un trofeo que ya atesoran en diez ocasiones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Atlético, después de una larga travesía por el desierto, está volviendo a recuperar su sitio tanto en la élite del fútbol europeo como en el nacional. Y es que el club rojiblanco, con la Copa lograda este viernes ante el Real Madrid, se ha hecho con su quinto título en los últimos tres años, en un ciclo triunfal que comenzó el 12 de mayo de 2010 en la ciudad alemana de Hamburgo, con la Liga Europa, y que continuó este viernes con el trofeo alzado en el Santiago Bernabéu.

Una Liga Europa más, el 9 de mayo de 2012, y dos Supercopas continentales, a finales del mes de agosto de 2010 y 2012, completan la lista de éxitos coleccionados por el conjunto rojiblanco en los tres cursos más recientes, culminados hoy con la Copa contra el 'eterno' rival, que agranda una temporada excelente del equipo, también clasificado para la Liga de Campeones de la próxima campaña.

Todo comenzó hace tres años: el 12 de mayo de 2010 en el Hamburgo Arena, el lugar desde el que recuperó un sitio en las primeras páginas del fútbol europeo. Dos goles del uruguayo Diego Forlán, el último de ellos en la prórroga (2-1), definieron el duelo ante el Fulham y coronaron como campeón al equipo madrileño.

El entrenador era Quique Sánchez Flores, que alineó de inicio a David de Gea; Tomas Ujfalusi, Luis Amaranto Perea, Álvaro Domínguez, Antonio López; José Antonio Reyes, Paulo Assuncao, Raúl García, Simao Sabrosa; Diego Forlán y Sergio 'Kun' Agüero. También fue el técnico del siguiente título: la Supercopa de Europa ante el Inter.

El 27 de agosto de 2010, contra un rival que lo había ganado todo ese año, el Atlético completó un partido sobresaliente, transformado en victoria con goles de José Antonio Reyes y 'Kun' Agüero en el segundo tiempo. El 0-1 fue en el minuto 62; el 0-2, en el 83. El portero David de Gea, incluso, detuvo un penalti en la prolongación.

Además del cancerbero, que una temporada después pondría rumbo al Manchester United, también jugaron de inicio Tomas Ujfalusi, Luis Perea, Diego Godín y Álvaro Domínguez, en defensa; José Antonio Reyes, Paulo Assuncao, Raúl García y Simao Sabrosa, en el centro del campo; y Diego Forlán y Kun Agüero, en la delantera.

Después de prácticamente dos años de sequía, el equipo retomó la senda del éxito en la Liga Europa de 2012. Sólo repitió Godín en el once respecto a la anterior final y el Atlético se impuso con una autoridad incontestable al Athletic Club en el estadio Nacional de Bucarest con un encuentro sensacional del colombiano Radamel Falcao.

Su impecable partido, merecedor del premio al mejor jugador de la final y definitivo para la consecución de su segundo trofeo de máximo goleador seguido en la Liga Europa, encarriló el triunfo del Atlético, completado con el 3-0 anotado por el brasileño Diego Ribas, que regateó a un par de rivales y que cruzó su disparo.

Si Falcao brilló en Bucarest, el 31 de agosto de 2012 en Mónaco, en la Supercopa con el Chelsea (1-4), deslumbró a todo el mundo. Su encuentro fue sublime. Sus tres goles en el primer tiempo, en una fantástica exhibición rojiblanca, lanzaron a la cima al Atlético, que hoy mantiene su ciclo ganador: cinco títulos en tres años.

No solo ha sido el quinto título en tres años, sino que el Atlético ha logrado en el Bernabéu su particular Décima. Un número tan asociado en los últimos años precisamente al Real Madrid. Los rojiblancoa ya atesoran 10 Copas en su historia. Además, la ha conseguido en el mismo escenario, el Santiago Bernabéu, y contra el mismo rival, el Real Madrid, que el primero, en un recorrido de 53 años, desde los goles de Enrique Collar, Miguel Jones y Joaquín Peiró en 1960 hasta los tantos de Diego Costa y Joao Miranda en 2013.

Ni en una ni en otra era el favorito en los pronósticos, pero las dos terminaron en poder del conjunto rojiblanco, que amplió su leyenda copera en el Bernabéu, donde ha conquistado nueve de sus diez trofeos en esta competición (1960, 1961, 1965, 1972, 1976, 1985, 1991, 1992 y 2013). El otro, en 1996, fue en La Romareda.

El 26 de junio de 1960, cuando la Copa de España se jugaba una vez concluido el Campeonato de Liga, Atlético y Real Madrid se enfrentaron en Chamartín. El famoso equipo blanco de las cinco Copas de Europa contra una generación de jóvenes futbolistas que ganarían otra Copa más y una Recopa de Europa en los siguientes dos años.

Ahí ya jugaba como rojiblanco Adelardo Rodríguez. 'No nos lo creíamos ni nosotros. Era el Madrid de las cinco Copas de Europa. En mi caso, llegar al Atleti el primer año y jugar una final contra el Madrid y ganarla me pareció increíble, pero ahí está la gesta', dijo a EFE el futbolista con más partidos de la historia del Atlético.

Marcó primero el Real Madrid, en el minuto 20, con un tanto de Puskas, de saque de esquina directo, pero remontó el Atlético, en superioridad numérica por la lesión de Paco Gento en el primer cuarto de hora. Collar, en el 52; Jones, en el 76; y Peiró, en el 86, trasladaron la euforia a los aficionados del equipo rojiblanco.

El 2 de julio de 1961 volvieron a cruzar sus caminos con la Copa en juego. Ganó de nuevo el Atlético, que agarró su segundo trofeo del torneo. También levantó un gol en contra de Puskas y se impuso con dos tantos de Peiró, el 1-1 (m. 21) y el 2-1 (m. 47), y otro de Mendonça (3-1, m. 69). Di Stefano hizo el 3-2 en el tramo final.

La tercera Copa del equipo rojiblanco tardó cuatro años en llegar. El 4 de julio de 1965, también en el Bernabéu, doblegó al Zaragoza por 1-0, con una diana en el minuto 65 del hondureño José Enrique Cardona. Y la cuarta, siete más; hasta el 8 de julio de 1972 ante el Valencia, en el mismo estadio, con una victoria por 2-1 y con goles rojiblancos de Ignacio Salcedo y José Eulogio Gárate.

El mítico delantero, considerado el mejor de todos los tiempos en la historia del Atlético, también fue decisivo frente al Zaragoza en el Santiago Bernabéu en la edición de 1976. El 26 de junio de ese año, el atacante marcó el único gol del encuentro, en el minuto 26. Era la quinta Copa para el club y la última de esa magnífica década. Sólo una llegó a las vitrinas del estadio Vicente Calderón en los '80', la conseguida el 30 de junio de 1985 frente al Athletic, también en el campo del Real Madrid. El mexicano Hugo Sánchez anotó los dos goles del Atlético y Julio Salinas puso el 2-1 final.

La producción en este torneo creció en la década de los 90, que comenzó con dos éxitos en el Bernabéu, uno el 29 de junio de 1991, con el sufrido triunfo en la prórroga frente al Mallorca (1-0), con un gol de Alfredo Santaelena en el minuto 110, y sobre todo el 27 de junio de 1992, cuando el alemán Bernd Schuster y el portugués Paulo Futre firmaron el 2-0 ante el Real Madrid y un título inolvidable para los miles de rojiblancos que acudieron ese día a Chamartín.

La Romareda, el 10 de abril de 1996, fue el escenario de la siguiente Copa del Atlético, esta vez contra el Barcelona, derrotado en la prórroga con un gol de cabeza del serbio Milinko Pantic, en una campaña que terminaría, mes y medio más tarde, con la consecución de la Liga, sentenciada con un 2-0 al Albacete.

Hoy, diecisiete años después, ya tiene su décimo trofeo de esta competición. Como el primero, contra el 'eterno' rival y en el Bernabéu, también fuera de los focos que dan la condición de favorito en las horas previas al choque, pero concluido con la misma alegría que provocaron en la afición Collar, Jones y Peiró en 1960.