Publicado: 14.05.2015 15:31 |Actualizado: 14.05.2015 15:31

La ayuda a la compra de coches se reduce un 25% en el octavo plan PIVE

El nuevo programa, el último de la legislatura, está dotado con 225 millones, más que los dos anteriores.  

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:
Un concesionario de automóviles.

Un concesionario de automóviles.

MADRID.-  El Consejo de Ministros ha aprobado este jueves una nueva edición del Plan Pive, la octava, que tiene una dotación de 225 millones de euros y como principal novedad que la ayuda directa para la compra de un vehículo eficiente se reduce en 500 euros, hasta los 1.500 euros, esto es, un 25%.

Los 1.500 euros serán aportados, a partes iguales, por el Gobierno y por la marca o punto de venta. Lo que no cambia respecto al PIVE 7 es la ayuda de 3.000 euros (1.500 euros debe aportar cada una de las partes) para la compra de vehículos por parte de familias numerosas y discapacitados de movilidad reducida que necesiten un vehículo adaptado.

La partida de 225 millones será para 2015 y, según el Gobierno, será el último de la legislatura, por lo que no se prevén nuevas prórrogas de crédito como sucedió con el PIVE 6. El presupuesto para 2015 es superior al que tuvieron los dos PIVE que le precedieron y que fueron de 175 millones cada uno.



La vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría ha explicado que con todas las ediciones del PIVE lo que se pretende es retirar de la circulación más de 1,8 millones de vehículos contaminantes, lo que conllevará un ahorro de 412 millones de litros de combustible y dejar de importar más de 2,5 millones de barriles importados. Una vez concluidas todas las ediciones del PIVE, se habrán reemplazado cerca de 1,85 millones de vehículos.

Una vez concluidas todas las ediciones del PIVE, se habrán reemplazado cerca de 1,85 millones de vehículos.

La vicepresidenta también ha resaltado que los PIVE han permitido que el mercado del automóvil en España sume 19 meses de crecimiento continuado y que en 2014 casi se alcanzase el millón de vehículos matriculados.

El Gobierno mantiene además la obligatoriedad de que el beneficiario tenga la titularidad del vehículo a achatarrar al menos durante el año anterior a la fecha de solicitud de la ayuda. Asimismo, el vehículo a achatarrar deberá contar con la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) vigente a la entrada en vigor del Real Decreto.

El beneficiario obtendrá la subvención directamente mediante el descuento correspondiente en el punto de adquisición del nuevo vehículo, que deberá estar adherido al Plan mediante un procedimiento regulado y publicado en la página web www.idae.es. Los ciudadanos podrán consultar el listado de establecimientos adheridos en esa misma página.

La patronal de fabricantes Anfac calcula que el nuevo plan de ayudas tendrá un impacto de 3.400 millones para la economía española

Por su parte, la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto) ha considerado que el PIVE 8 es "clave" para afianzar la recuperación del sector de la automoción en España y para que se cierre 2015 con un millón de coches vendidos.

Según la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), el PIVE 8 aprobado este viernes tendrá un impacto positivo de 3.400 millones de euros para la economía española. Según las estimaciones de la industria del motor, el plan tendrá una recaudación fiscal de casi 1.200 millones  derivados del Impuesto de Matriculación, IVA y otros tributos relacionados con los seguros, financiación, transporte, etc.

Etiquetas