Público
Público

El BCE pedirá a los bancos que provisionen más dinero para cubrir los préstamos morosos

A partir del 1 de enero, las entidades tendrán dos años para cubrir el 100% de su deuda incobrable no garantizada de reciente clasificación y siete años para cubrir todos los préstamos morosos garantizados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Vista nocturna del rascacielos iluminado de Fráncfort donde tiene su sede el BCE. REUTERS/Kai Pfaffenbach

El Banco Central Europeo (BCE) pedirá a los bancos de la zona del euro que a partir del año que viene reserven más dinero para cubrir préstamos morosos de reciente clasificación y también podría presentar medidas adicionales para hacer frente a la enorme montaña de deuda morosa del sector, dijo el organismo el miércoles.

Los préstamos incobrables están atascando los balances de los bancos y frenando el crédito, lo que supone un dolor de cabeza para el BCE porque la debilidad en el crecimiento de los créditos neutraliza parte del estímulo que intenta dar a través de tipos de interés bajos.

A partir del 1 de enero, los bancos tendrán como mucho dos años para apartar fondos con los que cubrir el 100 por ciento de su deuda incobrable no garantizada de reciente clasificación y siete años para cubrir todos los préstamos morosos garantizados, dijo en una nueva propuesta que confirma una información adelantada por Reuters.

"Además, a finales del primer trimestre de 2018, la Supervisión Bancaria del BCE presentará la consideración de nuevas políticas para abordar el stock existente de préstamos morosos, incluyendo disposiciones transitorias apropiadas", dijo en un comunicado.

Los bancos acumulan préstamos morosos por casi 1 billón de euros, heredados en parte de la crisis de deuda europea y los bancos que más están sufriéndolo se encuentran países como Italia, Grecia, España y Chipre.

El problema es que Europa no dispone de un mercado eficaz para estos préstamos dudosos, así que venderlos generaría fuertes pérdidas a los bancos y les obligaría a captar capital, un ejercicio costoso teniendo en cuenta la baja valoración de los bancos.

Las provisiones subirán de forma gradual, linealmente hasta el 100 por ciento y el aprovisionamiento real en la primera fase del marco temporal podría ser mayor si las regulaciones domésticas requieren un colchón de capital mayor.

Si parte del préstamo está garantizado y otra no, el BCE aplicaría un calendario diferentes a las distintas partes del mismo crédito, dijo. "Es más, se espera que los bancos expliquen a los supervisores cualquier desviación respecto a las guías", dijo el BCE. "En base a las explicaciones de los bancos, el BCE valorará la necesidad de medidas de supervisión adicionales", dijo.

El organismo presidido por Mario Draghi tendrá abierta una consulta pública sobre estas nuevas propuestas hasta el 8 de diciembre.