Público
Público

I+D España invierte en I+D menos que en 2007

El año pasado se dedicaron 13.260 millones de euros a I+D, el 1,19% del PIB. En 2007 la inversión alcanzó los 13.342 millones, 82 más, el 1,27% del PIB.

Publicidad
Media: 4.20
Votos: 5
Comentarios:

Un grupo de investigadores. | ARCHIVO

A pesar de la economía crece, España sigue racaneando en áreas tan importantes como la Investigación y Desarrollo (I+D). En 2016 España invirtió en ese campo menos dinero que en el año 2007, según una encuesta del Instituto Nacional de Estadística (INE). El año pasado se dedicaron 13.260 millones de euros a I+D, lo que supone el 1,19% del Producto Interior Bruto (PIB). En 2007 la inversión alcanzó los 13.342 millones, apenas 82 millones más nueve años después. En términos relativos, la comparación también deje en evidencia al Gobierno: en relación al PIB, en 2007 España dedicaba el 1,27% a I+D. Ese indicador alcanzó su cénit en 2010, cuando en I+D se invirtió una cantidad equivalente al 1,4% del PIB. Pero ese año, 2010 llegaron los recortes y desde entonces este indicador no ha hecho más que bajar. 

Según la encuesta difundida por el INE, en 2016 las empresas llevaron a cabo la mayor parte de ese gasto en I+D, con un 53,7% (el 0,64% del PIB), seguidas de la Enseñanza Superior, con el 27,5% del gasto total (el 0,33% del PIB), y de la Administración Pública, con el 18,5% del gasto (0,22% del PIB). El 0,2% restante correspondió al sector Instituciones Privadas Sin Fines de Lucro (IPSFL).

Comparando con otros años, el peso de la Administración Pública en el total de la inversión es similar al año 2008: ese año el 18,2% del gasto en I+D corrió a cargo de la Administración Pública. En 2009 y 2010 superó el 20%, pero a partir de ese año la historia se repite de nuevo: los recortes se llevaron todo por delante.

En 2016 el total de la inversión creció con respecto a 2015, pero no fue gracias a la aportación del Estado, sino a la de la iniciativa privada: el gasto sólo creció en el sector Empresas (el 3 %) y se redujo en todos los demás, Administración Pública (-2,7 %) y Enseñanza Superior (-1,5 %).

En cuanto al empleo, en 2016, la I+D contaba con 341.808 empleados, sólo 10.000 más de los que había en 2007, cuando el total de empleados llegó a ser de 331.192. De acuerdo a los datos del INE, en 2016 había 126.633 investigadores; en 2007 eran 122.624, aunque el máximo se alcanzó, una vez más, en 2010 con 134.653 investigadores.

En cuanto a la calidad del empleo, 205.872 empleados en el I+D trabajaban a jornada completa; en 2007 eran 201.108, cifras muy similares. Además, el 40,4% del personal en I+D a jornada completa son mujeres en 2016. De hecho, ños porcentajes más elevados de participación femenina se dieron en la Administración Pública (51,2%) y en las IPSFL (51,1%), seguidos de la Enseñanza Superior (45,8%), y las empresas (30,9%).

Las comunidades autónomas en las que más creció el gasto en I+D en 2016 fueron Castilla y León (13,1%), Región de Murcia (10,2%) y Castilla-La Mancha (6,5%). Las mayores caídas, en cambio, se registraron en Extremadura (-9 %), Andalucía (-7,9%) y La Rioja (-5,5%).

Por sectores, el INE precisa que las empresas del sector Servicios concentraron en 2016 prácticamente la mitad del gasto en I+D (el 49%), seguida de la Industria (48,7%).

Por ramas de actividad, destacaron Servicios de I+D (21,6% del total del gasto) y Programación, consultoría y otras actividades informáticas, con un 8,4%.