Público
Público

Resultados Iberdrola gana 2.705 millones en 2016, impulsado por el negocio en EEUU

La eléctrica eleva sus inversiones hasta 2020 a 25.000 millones y prevé que el beneficio aumente un 7,5% anual

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán. E.P.

La eléctrica Iberdrola registró un beneficio neto de 2.705 millones de euros en 2016, lo que supone un aumento del 11,7% respecto al ejercicio anterior, gracias a la buena evolución del negocio en Estados Unidos, que repuntó un 53%.

Iberdrola registró este incremento en su beneficio a pesar del impacto sufrido por la evolución de las divisas de referencia del grupo respecto al año pasado, ya que la devaluación de la libra esterlina y el real brasileño no se ha visto compensada por un dólar estadounidense sin apenas variación frente a 2015. No obstante, el grupo ha logrado protegerse de estas oscilaciones de las divisas con derivados financieros. Así, el resultado por derivados mejora en 115,6 millones de euros, en gran medida por las coberturas sobre beneficio neto que generan una valoración positiva por la evolución de la libra esterlina tras el Brexit.

El beneficio bruto de explotación (Ebitda) se situó en 7.807,7 millones de euros en 2016, un 5,5% más. Sin tener en cuenta el efecto del tipo de cambio, se incrementó un 8,2%.

La deuda financiera neta se situó a cierre de 2016 en los 29.414 millones de euros, aumentando en 1.347 millones de euros con respecto a 2015 como consecuencia de la anticipación de inversiones en energías renovables, principalmente en offshore', y de varios elementos extraordinarios (impuestos en España, safe Harbor en los EEUU,etc).

La compañía ha destacado que continúa actuando como motor para el desarrollo económico y social de las regiones donde opera, con 5.750 millones de euros de contribución fiscal directa y 2.638 nuevas personas incorporadas en 2016.

En España, 2016 se ha caracterizado por una alta producción renovable (40,8% del total) debido al fuerte incremento de la producción hidráulica (+25,3%) especialmente durante el primer semestre del año.

Detalle de la sede de Iberdrola en Madrid. E.P.

La primera eléctrica española ha revisado al alza sus previsiones para el periodo 2016-2020, incrementando sus inversiones hasta los 25.000 millones de euros, 1.000 millones de euros más de las previstas inicialmente en su plan estratégico, y su estimación de beneficio neto a un crecimiento medio anual del 7,5%, frente al 6% anual anterior, según informó la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La eléctrica elevará entre un 20% y un 30% el dividendo en 2020, hasta los 0,37 ó 0,4 euros por acción

En concreto, con este nivel de crecimiento en su beneficio neto, las ganancias de la energética se situarán en 2020 en el entorno de los 3.500 millones de euros, casi un 30% más que los 2.705 millones de euros obtenidos en 2016. En lo que se respecta al Ebitda, el grupo prevé un aumento a un ritmo medio anual del 6%, hasta rondar los 10.000 millones de euros al final del periodo.

De la cifra total de 25.000 millones de euros de inversiones para el periodo, en torno al 90% se destinarán a actividades reguladas o con contratos a largo plazo. Así, un 42% se destinarán a redes, la misma cifra a renovables y un 7% a generación regulada. Estas áreas aportarán el 81% del resultado bruto de explotación (Ebitda) del grupo en 2020.

Mantendrá el 'pay out' entre el 65% y el 75%

En lo que respecta al dividendo, considera que esta buena evolución permitirá incrementar progresivamente la remuneración anual al accionista que, en 2020, se situará entre 0,37 y 0,40 euros brutos por acción, según las nuevas previsiones, lo que supone un aumento del 20% o 30% con respecto a los 0,31 euros de retribución para 2016.

A lo largo del periodo se mantendrá, en cualquier caso, un suelo de 0,31 euros brutos anuales por acción, manteniendo el pay out entre el 65% y el 75%.
La compañía también diversificará sus inversiones por divisas, realizando la mayor parte (48%) en dólares, un 29% en libras, un 20% en euros y un 3% en otras monedas. El 60% se destinará a países con rating 'A'.

Para este ejercicio, el grupo energético  propondrá una remuneración al accionista con cargo a 2016 de 0,31 euros brutos por acción, lo que supone un incremento de casi el 11% con respecto al importe comprometido el año anterior.