Publicado: 30.04.2015 10:07 |Actualizado: 30.04.2015 18:28

El PIB arranca el año con una subida trimestral del 0,9%

La economía española encadena siete trimestres con tasas positivas.

Publicidad
Media: 3
Votos: 2
Comentarios:
El ministro de Economía, Luis de Guindos, con sus colaboradores, en el FMI, en Washington. EFE/LENIN NOLLY

El ministro de Economía, Luis de Guindos, con sus colaboradores, en el FMI, en Washington. EFE/LENIN NOLLY

MADRID.- La economía española creció un 0,9% en el primer trimestre del año, dos décimas más de lo que lo hizo en el trimestre anterior, según el avance de datos de la Contabilidad Nacional Trimestral publicado este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Se trata de la tasa intertrimestrale de PIB más alta en más de siete años coincidiendo con una recuperación del consumo. Tanto el ministro español de Economía, Luis de Guindos, como el Banco de España habían anticipado un incremento del 0,8% en el primer trimestre.



La tasa interanual se situó en el 2,6% en el primer trimestre, seis décimas que en el trimestre anterior, acelerando la trayectoria de recuperación que inició en la segunda mitad de 2013. Con el repunte trimestral del PIB entre enero y marzo se encadenan ya siete trimestres de avances, mientras que la tasa interanual acumula seis trimestres en positivo. 

"Es una aceleración significativa tras un crecimiento económico del 1,4 por ciento para el conjunto de 2014", destacó el analista Raj Badiani, de la firma IHS Global Insight. Badiani dijo que a falta de conocer el desglose, el consumo y las inversiones industriales deberían ser los motores de crecimiento en el primer trimestre junto con el tirón de las exportaciones gracias a la debilidad del euro y el aumento de la demanda en toda la zona euro.​

El Consejo de Ministros aprueba este jueves el nuevo cuadro macro que enviará a Bruselas, con una previsión de PIB del 2,9% para 2015

El PIB español salió en la segunda mitad de 2013 de una recesión en la que estuvo de forma intermitente desde el tramo final de 2008 arrastrada por el pinchazo de la burbuja inmobiliaria.

El Gobierno ha anunciado una revisión al alza de sus previsiones. De hecho, hoy mismo presentará el nuevo cuadro macroeconómico que enviará a Bruselas junto a la actualización del programa de estabilidad.

El jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, adelantó hace unos días que la previsión de crecimiento para 2015 sería del 2,9%, cuatro décimas más de lo inicialmente previsto, y espera para 2016 un crecimiento del "mismo tenor". El Ejecutivo ha mejorado sus perspectivas ante la caída del euro y de los precios del petróleo, las medidas expansivas del BCE y la reactivación del consumo.

Banco de España: la demanda interna impulsa el PIB

En su boletín de marzo, el Banco de España señalaba que la "ligera aceleración" de la actividad experimentada en el primer trimestre se produjo en un contexto en el que mejoró el entorno exterior y en el que se fortalecieron algunos factores que estaban impulsando el gasto interno.

 

Entre estos factores, el supervisor citaba las condiciones de financiación tras el anuncio y posterior puesta en marcha de la ampliación del programa de activos por parte del BCE, la depreciación del tipo de cambio del euro y la reducción del precio del petróleo.

Según el Banco de España, la composición del crecimiento en el primer trimestre no habría experimentado cambios sustanciales, puesto que la demanda interna siguió aportando crecimiento, aunque la externa podría haber ejercido una aportación "muy reducida o incluso negativa" al crecimiento intertrimestral del PIB.

En cuanto al empleo, el Banco de España asegura que esta variable habría mantenido su elevado dinamismo en el primer trimestre y podría crecer un 0,7% en tasa intertrimestral, ritmo similar al del trimestre precedente. De hecho, en todas las ramas, con excepción de la agricultura, observa una aceleración en el ritmo de creación de empleo.

En su boletín de abril, conocido esta semana, el organismo emisor volvía a constatar que en los tres primeros meses del año se mantuvo el dinamismo en el consumo privado, la inversión empresarial y el empleo, que siguieron mostrando un "comportamiento favorable".

Etiquetas