Público
Público

Las previsiones de recaudación de impuestos se han desviado en más de 86.000 millones en diez años

Impuestos como como el IRPF y Sociedades lastraron en 7.271 millones de euros los ingresos del Estado estimados inicialmente. 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ministro de Hacienda Cristobal Montoro durante su intervención este miércoles en el Congreso de los Diputados.REUTERS/Sergio Perez

En los últimos diez años las previsiones de ingresos del Gobierno se han desviado en 86.411 millones, un desacierto del 4,8%, según resalta el colectivo de técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) con motivo del debate parlamentario sobre los Presupuestos de 2017 que comienza este miércoles.

En un comunicado, también destacan que los ingresos tributarios volvieron a desviarse en 2016. En concreto, tributos como el IRPF y Sociedades lastraron en 7.271 millones de euros los ingresos del Estado estimados inicialmente.

Para Gestha, esta "falta de acierto" del Presupuesto en los ingresos tributarios se configura como la principal razón por la que los distintos gobiernos han impulsado los sucesivos ajustes en los gastos e inversiones, mediante la falta de ejecución del presupuesto de gasto o los cierres presupuestarios adelantados.

Según los técnicos de Hacienda, de no cumplirse las previsiones presupuestarias de ingresos tampoco este año, el Gobierno aprobará este mismo ejercicio "nuevas subidas de impuestos y recortes encubiertos del gasto". De hecho, recuerdan que el propio Gobierno reconoce en el programa de estabilidad remitido a Bruselas que si a lo largo de 2007 se produjese algún riesgo de desviación del objetivo de déficit, aprobaría los impuestos medioambientales y el impuesto sobre las bebidas azucaradas.

Asimismo, Gestha afirma que el Impuesto sobre Sociedades es el "gran agujero" recaudatorio del sistema fiscal español. Así, indica que el pasado año la causa del desajuste presupuestario, que fue de 7.271 millones (el más alto desde 2014), se debió tanto al Impuesto de Sociedades como al IRPF, aunque en mayor medida el primero.

De hecho, en la última década se ha producido un desajuste del Impuesto de Sociedades de 34.143 millones, lo que le convierte en el "principal agujero" de las arcas del Estado.

Para Gestha, la "improvisación fiscal" es una de las principales causas de los desajustes presupuestarios, que han derivado en ajustes y recortes del gasto público, incluidas materias tan básicas como la sanidad o la educación. "Y todo ello para alcanzar 'in extremis' el objetivo de déficit público, que ha estado a punto de costarle una dura sanción a España", subrayó.

Por todo ello, Gestha insiste en la necesidad de acometer una reforma fiscal "integral" que resuelva los problemas principales que presenta el sistema tributario español. Dentro de esa reforma, apuesta por reformar el Impuesto sobre Sociedades, debido a que la principal causa de que los ingresos de este tributo no logren enderezarse está en la tributación de las grandes empresas, que lo hacen a un tipo medio efectivo de menos del 7% de su resultado contable, mientras que el resto de empresas soporta una carga fiscal media del 13,9%.