Público
Público

PSA y Opel escenifican su nueva alianza en España

La planta de Figueruelas fabricará 450 unidades diarias del modelo dentro de la "ofensiva" de la nueva empresa fusionada

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Trabajadores de la factoria zaragozana de Figueruelas aplauden la salida de la primera unidad del Opel Crossland X (el primer modelo fruto de la colaboración de la empresa alemana con el Grupo PSA) conducido por el presidente y consejero delegado de Opel, Karl-Thomas Neumann. EFE/Javier Cebollada

El máximo responsable de PSA Peugeot Citroën, Carlos Tavares, visitó este martes la planta de Opel en España en Figueruelas (Zaragoza) para revisar las instalaciones y, de paso, asistir al lanzamiento del Crossland, un nuevo modelo de la marca Opel. Es la primera visita del ejecutivo francés a esta planta, desde que PSA anunció en marzo la compra de Opel, la filial europea de General Motors, por unos 2.200 millones de euros.

Tavares coincidió en su visita en España con el presidente y consejero delegado de Opel, Karl-Thomas Neumann. La víspera, un portavoz de Opel confirmó informaciones de que prensa de que Figueruelas resultó adjudicataria de la producción del nuevo Corsa en 2019, un modelo clave en la alianza Peugeot-Citroën-Opel en una plataforma del fabricante de coches francés.

"El Crossland X es el primer resultado visible de la cooperación con PSA que se inició en 2012 y ha supuesto una inversión inicial superior a 250 millones de euros", dijo Opel España en un comunicado de prensa el martes.

El primer directivo de Opel, Karl-Thomas Neumann, y el director de Opel España, Antonio Cobo, presidieron este martes el acto de salida de la primera unidad del modelo Crossland X de la factoría zaragozana de Figueruelas, el primero que han producido en alianza Opel y el grupo francés PSA. En dos meses, se fabricarán 450 vehículos diarios, dentro de la "ofensiva" de ambas compañías. El Crossland X, presentado en Berlín y Ginebra los pasados meses de febrero y marzo, llegará a los concesionarios españoles a finales del próximo mes de junio.

29 nuevos modelos hasta 2020

Neumann ha señalado, en una alocución a la dirección y los empleados en una nave de producción, que este es un "verdadero hito" de la planta de Figueruelas porque el Crossland X forma parte de la "ofensiva" de producto, que incluye el lanzamiento de 29 nuevos modelos hasta 2020, siete de ellos este año. La factoría se encargará de toda la producción del Corsa a partir de 2019.

El nuevo modelo forma parte de la nueva estrategia de crecimiento de la alianza Opel-PSA, que ya "está dando frutos en España, que es "una verdadera columna vertebral" de Opel. El inicio de la producción, este martes, es símbolo de "la competitividad y el compromiso con España", ha añadido.

Neumann ha recordado que, desde sus inicios, se han invertido 5.000 millones de euros en Figueruelas, de ellos 250 millones para iniciar la producción de Crossland X, y que la compañía es consciente de la necesidad de mantener y mejorar la competitividad y los niveles de calidad, elogiando la "profesionalidad" de los empleados y directivos de Figueruelas.

El presidente y consejero delegado de Opel, Karl-Thomas Neumann (d), y el director general de General Motors España, Antonio Cobo, durante la presentación de la primera unidad del Opel Crossland X fabricada en la factoría de Opel de Figueruelas (Zaragoza), el primer modelo fruto de la colaboración de la empresa alemana con el Grupo PSA. EFE/Javier Cebollada

El próximo paso será el inicio de fabricación de la nueva generación del Corsa en Zaragoza con la arquitectura de PSA a partir de 2019, agregó. "Próximamente habrá una nueva muestra de esta cooperación con el desarrollo de la sexta generación del Opel Corsa", dijo Opel, que ha ensamblado en su planta española más de 13 millones de unidades de Corsa desde 1982.

Planta de Villaverde

Pero Tavares trajo buenas noticias no solo para Opel. El miércoles visitará la planta de PSA en Villaverde, que recibirá una inversión de 144 millones de euros para su renovación y la implementación de una nueva plataforma que le permitirá poder fabricar un nuevo automóvil en 2021, "con fuerte potencial comercial".

La adjudicación de un nuevo modelo, asegurará la continuidad industrial de esta planta, considerada como la más vulnerable en España por la fusión PSA-Opel, durante la próxima década, dijo PSA España en un comunicado de prensa.

A cambio de la asignación de un nuevo coche, los trabajadores de la planta Villaverde deberán aceptar la supresión de uno de los dos turnos actuales de trabajo y la puesta en marcha de un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE), que permitirá reducir las horas de trabajo sin despedir a ninguno de los cerca de 1.500 empleados en la planta.