Público
Público

Junta de accionistas Santander mejorará otro un 5% la retribución a sus accionistas

El banco trata de resolver los problemas de su filial en EEUU, que suspendió el año pasado por tercera vez consecutiva las pruebas de resistencia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La presidenta del Banco Santander, Ana P. Botín, durante la junta de accionistas de la entidad.

eL Banco Santander tiene el objetivo de pagar un dividendo de 0,22 euros por acción con cargo a los resultados de 2017, lo que supondrá un incremento del 5% en comparación con 2016, dijo el viernes su presidenta Ana Botín.

En la junta general de accionistas del mayor banco español en Santander, Botín dijo que la intención de la entidad era pagar tres dividendos en efectivo y uno en efectivo o acciones, conocido como dividendo scrip, con cargo a los resultados de este año. El banco tiene previsto repartir en concepto de dividendo en efectivo entre el 30% y el 40% de su beneficio recurrente.

Ana Botín recortó el dividendo en 2015 desde 0,60 euros a 0,20 euros al tomar las riendas de la entidad tras el fallecimiento de su padre Emilio Botín. En 2016, Santander subió el dividendo en un 5% y dijo que quiere seguir elevándolo solo de forma gradual para reforzar su balance.

La presidenta del Banco Santander, Ana P. Botín, durante su intervención en la junta de accionistas de la entidad. EFE/Román G. Aguilera

Las acciones de Santander han subido un 60% el año pasado, duplicando el alza del 30 por ciento registrado por el índice de la banca europea, impulsado por la firmeza de su negocio en Brasil.

Mientras que el sector sigue acusando el entorno de tipos de interés ultrabajos, Botín dijo que el foco de atención del Santander era aumentar su cuota de mercado con crecimiento en las partidas de comisiones, seguros y fondos, que ofrecen unos retornos más estables. "Contamos con una gran plataforma para seguir aumentando la rentabilidad. Si se cumplen las previsiones del FMI, 2017 será el primer año desde 2010 en el que la economía crecerá en nuestros 10 principales mercados", dijo la presidenta.

Otra prioridad del banco será resolver los problemas de su filial en EEUU, que suspendió el año pasado por tercera vez consecutiva las pruebas de resistencia a pesar de los esfuerzos para mejorar los controles de riesgo en este mercado, dijo el consejero delegado de Santander, José Antonio Álvarez.

La presidenta del Banco Santander, Ana P. Botín, conversa con el consejero delegado, José Antonio Álvarez, durante la junta de accionistas de la entidad. EFE/Román G. Aguilera

En marzo, el banco prometió en un acuerdo fraguado con la Reserva Federal una mejora de la protección de sus clientes. Santander había estado en el radar de los reguladores estadounidenses desde 2015, cuando fue amonestado por imponer comisiones injustas en sus préstamos para la compra de un coche.

José Antonio Álvarez dijo ante la junta general de accionistas en Santander que las dos prioridades en 2017 serán mejorar los sistemas de gestión y control de riesgos y fortalecer la red.

Por otra parte, el consejero delegado también reiteró el objetivo de que el banco alcance una ratio de rentabilidad ROTE del 11% en 2018.