Público
Público

Sindicatos Toxo deja por decisión personal la secretaría general de CCOO, a la que optará Unai Sordo

"No dejo un sucesor, no dejo un delfín", ha dicho Toxo, quien ha explicado que el sindicalista vasco no es su candidato, sino el del Consejo Confederal, lo que le da un gran peso "político".

Publicidad
Media: 2
Votos: 1
Comentarios:

El secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, durante la rueda de prensa ofrecida tras la reunión extraordinaria del Consejo Confederal del sindicato. EFE/Fernando Alvarado

El secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, ha explicado este sábado que no optará a la reelección como máximo dirigente del sindicato por decisión personal "muy meditada" y porque considera que es el momento de dar paso a las nuevas generaciones, con Unai Sordo al frente.

Fernández Toxo ha comunicado su decisión en la reunión extraordinaria mantenida por el Consejo Confederal de CCOO para debatir los objetivos del XI Congreso Confederal que se celebrará entre el 29 de junio y el 1 de julio y que ha aprobado la candidatura de Sordo, secretario general de CCOO en el País Vasco.

"No dejo un sucesor, no dejo un delfín", ha dicho Toxo, quien ha explicado que Sordo no es su candidato, sino el del consejo, que ha aprobado su candidatura por 117 votos a favor, ninguno en contra y sólo seis abstenciones, lo que le da un gran peso "político".

No obstante, Toxo ha recordado en rueda de prensa que todavía quedan tres meses antes de la celebración del XI Consejo Confederal y que esto no quiere decir que no se puedan presentar más candidaturas. En CC.OO. basta un 10% de las firmas de los delegados para presentar candidaturas a la secretaría general o a la comisión ejecutiva.

"Unai es una persona que yo he propuesto, porque es el vehículo y la propuesta de la inmensa mayoría de las organizaciones del sindicato que creían que es la persona que reúne las mejores condiciones", ha subrayado Toxo. En concreto, Toxo ha afirmado que Sordo, que es veinte años menor que él, es una persona "conocida" dentro de la organización por su participación en todos los procesos de debate y reflexión del sindicato y ha señalado que tiene un "enorme" valor político para la organización que el conjunto haya decidido que este es el candidato del Consejo.

El secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, se marcha tras la rueda de prensa ofrecida tras la reunión extraordinaria del Consejo Confederal del sindicato, en Madrid donde ha anunciado que no presentará su candidatura para su reelección al frente del sindicato. EFE/Fernando Alvarado

Toxo, ha apuntado que la decisión de no presentarse a la reelección en el XI Congreso Confederal es "una decisión personal, pero no por razones personales". En esta línea, el líder sindical ha agregado que tras el cambio que ha vivido la sociedad, la economía, la política o las instituciones, también era hora de realizar un cambio en el sindicato.

"Podría haber optado a un tercer mandato, así me lo habían sugerido la totalidad de las organizaciones a través de sus secretarios generales a lo largo de consultas que he hecho en los últimos meses", ha dicho Toxo, quien ha defendido que, en su opinión, la transformación que afronta el sindicato justifican su relevo.

Para ese relevo, CCOO, a diferencia de otras organizaciones, tiene la ventaja de contar con un "buen banquillo", según Toxo, quien ha insistido en que Sordo cuenta con el respaldo de la totalidad de las organizaciones porque consideran que se trata de la persona que reúne las mejores condiciones para seguir fraguando el consenso interno.

Fernández Toxo, que abandonará el cargo tras ocho años al frente de CCOO y que en noviembre cumplirá 65 años, ha asegurado que aunque se sentía con fuerzas para afrontar un tercer mandato es "muy consciente" de la edad que tiene y por eso ha decidido dar "un paso atrás". "Terminaría con 68 años y los tiempos exigen dirigentes de otra edad", ha afirmado el todavía secretario general de CCOO.

El secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, es fotografiado por los periodistas durante la reunión extraordinaria del Consejo Confederal del sindicato, en Madrid. EFE/Fernando Alvarado

Fernández Toxo accedió a la secretaría general de CCOO en diciembre de 2008 en sustitución de José María Fidalgo, al que desbancó por una diferencia mínima de votos (28) y fue reelegido para un segundo mandato en febrero de 2013. "Es una decisión personal, pero no por razones personales", ha reiterado en varias ocasiones, quien ha apuntado que su renuncia a la reelección tiene que ver con su manera de entender el sindicato y el profundo proceso de transformación al que se ha sometido en los últimos años.

Dicho cambio ha conllevado la transformación de las organizaciones sectoriales y "ahora toca hacer lo propio en las estructuras territoriales", que van a cambiar en su práctica totalidad en sus equipos de dirección, "razón de más para justificar el cambio en la dirección de la Confederación nacional", ha añadido.

"Para mí ha sido un auténtico honor dirigir esta organización", que estaba "muy dividida" y a la que deja más unida que nunca, ha dicho el máximo dirigente de CCOO, quien ha advertido de que la organización no debe renunciar a esa unión si quiere seguir siendo la opción sindical preferida por los trabajadores.