Público
Público

Unicaja decide seguir adelante con su salida a bolsa pese a la crisis del Popular

El banco andaluz planea comenzar a cotizar el 30 de junio, a un precio de entre 1,1 y 1,4 euros por acción para captar hasta 840 millones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Una oficina de Unicaja en la localidad malagueña de Roda. REUTERS

La entidad bancaria andaluza Unicaja ha decidido seguir adelante con su proyectado plan de salir a bolsa, a pesar de la situación creada tras la caída del Banco Popular, que ha traído una mayor inestabilidad a la pequeñas entidades financieras cotizadas, como Liberbank, que se han visto castigadas por las maniobras de los especuladores.

El banco registró el jueves el folleto para cotizar en la bolsa española este mismo mes a un rango de precios que valora a la entidad financiera andaluza en hasta 2.200 millones de euros. Unicaja saltará al parqué el próximo 30 de junio colocando entre inversores institucionales al menos 625 millones de títulos a un precio de entre 1,1 y 1,4 euros por título para levantar, una vez deducidas las comisiones y costes de la operación, entre 659 y 841 millones de euros.

La valoración del grupo, si existe suficiente demanda y los bancos colocadores ejercen una opción de sobreasignación de 62,5 millones de títulos, superaría los 2.250 millones de euros.

Como señaló anteriormente, Unicaja empleará estos fondos para repagar deuda subordinada y culminar la integración con el grupo bancario Ceiss, del que posee un 69%.

La entidad tiene que devolver en 2018 al Estado 604 millones considerados ayuda estatal en el marco de la adquisición de Ceiss. Adicionalmente está previsto que complete la adquisición de la entidad, que todavía está participada por el Estado (FROB) y otros accionistas.

"La salida a bolsa, el repago de la deuda y la integración con Ceiss van a permitir a Unicaja aflorar importantes sinergias de entre 750 y 1.000 millones de euros en términos acumulados", dijo una de las fuentes que participa en la operación y que pidió el anonimato.

La entidad se había comprometido a salir a bolsa a finales de 2016 en el marco de la reestructuración sectorial acordada con Bruselas, pero la Comisión Europea otorgó un aplazamiento sin desvelar la fecha como consecuencia de las incertidumbres políticas y de mercado. Para compensar la prórroga, la entidad se comprometió a realizar una serie de procesos de reestructuración y a un pago anticipado de las ayudas.

El principal accionista de Unicaja, su fundación, diluirá su participación actual del 86,7% hasta el 51,7% (ex greenshoe). UBS y Morgan Stanley actuarán como coordinadores globales de la operación, mientras que Credit Suisse y Citi son bookrunners y Rothschild como asesor financiero de la entidad.

En una presentación reciente, Unicaja afirma que es el séptimo mayor banco de España por volumen de activos (57.200 millones) y el primero de los no cotizados, con 1.279 oficinas en toda España, principalmente en Andalucía y Castilla y León.

Con una tasa de mora del 10% (la media de la banca nacional a marzo era del 8,8%), la entidad cuenta con depósitos de clientes de 36.000 millones de euros y un ratio de cobertura de activos dudosos del 55,4%.

Unicaja señala en el documento de salida a bolsa que sus objetivos financieros a largo plazo (2020) pasan por alcanzar un ROE del 8%, subir el porcentaje del beneficio destinado a dividendo (pay out) del 12,6% actual al 40% y mantener un ratio de capital de máxima calidad (CET1 fully loaded) superior al 12%.