Público
Público

Catalunya celebra su primera Diada tras la sentencia del Estatut

El ambiente preelectoral marca la jornada. El Govern cambia el formato de la ofrenda para evitar a los radicales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de la Generalitat, José Montilla, ha presidido la ofrenda floral a la tumba de Rafael Casanova en Sant Boi de Llobregat (Barcelona) con motivo de la Diada, que este año ha cambiado su formato tradicional para evitar la afluencia de radicales que abuchean e insultan a la clase política.

El Govern ha alejado de las inmediaciones de la estatua al público, que ha tenido que situarse detrás de las vallas ubicadas en la confluencia entre la Ronda Sant Pere y la calle Girona de Barcelona. El espacio más próximo al monumento, en la Ronda de Sant Pere, ha quedado ocupado este año por la orquesta que interpreta el himno nacional de Cataluya al paso de cada delegación que homenajea a Casanova.

Fuentes de Presidencia de la Generalitat han precisado que este cambio de formato se ha hecho por recomendaciones de seguridad y no por un criterio político. Aún así, colectivos antitaurinos que piden acabar con los 'correbous' y un grupo de personas ataviado con banderas independentistas han gritado desde lejos a los políticos a primera hora de la mañana.

Ante un centenar de representantes de partidos políticos, sindicatos y entidades culturales y sociales, Montilla ha encabezado la ofrenda que se ha iniciado con la izada de la bandera catalana y la interpretación de 'El Cant de la Senyera' en la plaza de la iglesia de Sant Baldiri. Posteriormente, las autoridades han entrado en la iglesia donde se encuentra la tumba del que fuera 'conseller en cap' durante la caída de Barcelona en 1714.

El alcalde de Sant Boi, Jaume Bosch, ha dicho que la Diada de este año sirve 'para tomar conciencia del compromiso que cada uno tiene con la sociedad y para ser conscientes de que estamos en tiempos difíciles pero que tenemos posibilidades de superarlos si todos ponemos de nuestra parte'.

Tras la ofrenda floral. el líder de UDC, Josep Antoni Duran i Lleida, ha denunciado el mensaje 'electoralista' de Montilla en el que el president defendió la 'unión' y la 'concordia' con España, frente a la 'pulsión separadora'. Duran ha recriminado a Montilla que en su mensaje no se dirigiese a todos los catalanes: 'Los catalanes separatistas también son catalanes. Hay que respetar a todo el mundo'.

Tambiém el presidente de ERC, Joan Puigcercós, ha reprochado a Montilla la 'visión demasiado partidista' que a su juicio dio ayer en su discurso de la Diada, y le ha replicado que la voluntad 'mayoritaria' de la sociedad catalana es 'decidir su propio futuro'. 

A juicio del líder de ERC, la manifestación del 10 de julio en contra del recorte del nuevo Estatut demostró que la mayoría de los catalanes, sean o no independentistas, quieren 'decidir' el futuro de Cataluya en la próxima legislatura.