Público
Público

El Congreso rechaza las enmiendas a la Ley de Economía Sostenible

El PSOE, junto a PNV y CC, logra un nuevo paso para la aprobación definitiva del texto, un año después de ser anunciado por Zapatero

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Ley de Economía Sostenible ha sorteado este jueves uno de sus obstáculos más grandes pero no el último. El PSOE ha logrado, con el apoyo de PNV y Coalición Canaria que el Pleno del Congreso de los Diputados haya rechazado las cinco enmiendas de totalidad que defendían PP, CiU, IU-ICV, BNG y UPyD, formaciones que rechazan el texto por considerarlo 'claramente insuficiente', 'caducado' e incluso 'infumable'.

La votación de totalidad de la Ley, que llega cinco meses después de que la ley se registrase en el Congreso y más de un año después de que Zapatero lo anunciara en el Debate sobre el estado de la Nación de 2009, se ha resuelto con 176 votos a contra de la devolución del texto y 169 a favor, sin ninguna abstención.

La tramitación parlamentaria de la norma se ha retrasado en once ocasiones por las prórrogas en el plazo de enmiendas a la norma aprobada por el Consejo de Ministros el pasado 19 de marzo, pero que no entró en el Congreso hasta el 9 de abril.

Esta ley, que incluye reformas estructurales en distintos ámbitos a corto, medio y largo plazo, fue anunciada por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, durante el Debate sobre el estado de la Nación de 2009, e incluso provocó la celebración de un Consejo de Ministros monográfico en agosto del pasado año.

En noviembre de 2009 el Gobierno aprobó el anteproyecto de la futura Ley de Economía Sostenible, con el que pretendía reconducir la economía con reformas en los organismos reguladores, los mercados financieros, la contratación pública y privada, la desgravación por vivienda y la creación de empresas.

La intención inicial del Gobierno era que la norma culminara su trámite en la Cámara Baja antes del pasado junio, para pasar a debatirse en el Senado en otoño, pero este calendario no ha podido cumplirse finalmente.

La vicepresidenta segunda del Gobierno, Elena Salgado, durante su intervención en el debate de totalidad, afirmó que ya que ni el consumo ni la inversión pública contribuirán a un crecimiento económico a corto plazo, las reformas estructurales son más necesarias que nunca.

Salgado subrayó la importancia de esas reformas estructurales por su capacidad para mejorar la competitividad y aumentar el potencial de crecimiento, pero también por su impacto inmediato en la confianza de los agentes económicos, 'como bálsamo para los mercados financieros'.

Totalmente contrario a la ley se mostraba el portavoz económico del PP, Cristóbal Montoro, que aprovechó su intervención para reprochar a Salgado el 'pacto político' para negociar los Presupuestos de 2011 entre PSOE y PNV, que programa al ruptura de la unidad de caja de la Seguridad Social'. 'Mañana empezamos lo que deberías ser la superación de esta crisis', ha incidido el dirigente popular, para quien, por culpa de la 'debilidad' del Gobierno, 'no será lo mismo que un joven se contrate en Burgos que en Barakaldo'.

Ha justificado su rechazo a la LES porque, a su juicio, parte de los 'principios falsos' del Gobierno, 'incapaz de tomar medidas y hacer las reformas' para hacer frente a la crisis, y 'criminaliza' el sector de la construcción y el 'canon digital', y criticó duramente la supresión de las deducciones por vivienda. 'Esa es la economía sostenible, dificultar el acceso a la vivienda a los jóvenes que sufren una elevada tasa de paro', ha remarcado.