Público
Público

El Gobierno busca el aval de Merkel a las reformas

La canciller elogia los "avances sustanciales" de España horas antes de reunirse con Zapatero 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Gobierno concede una importancia capital a la XXIII Cumbre hispano-alemana que se celebra hoy en Madrid y que reunirá al presidente José Luis Rodríguez Zapatero y a la canciller Ángela Merkel un día antes de que ambos participen en el Consejo Europeo extraordinario convocado en Bruselas.

España y Alemania coordinarán estrategias en este encuentro antes de la cumbre comunitaria en la que los Veintisiete pretenden pasar revista a las medidas acordadas para corregir los problemas de la deuda soberana. La cita entre Zapatero y Merkel se celebra en un momento en que se han atenuado las tensiones en los mercados de deuda pública en la eurozona y bajado considerablemente la prima de riesgo española.

Zapatero pedirá liderazgo a Alemania en la crisis de la deuda soberana

Este contexto enmarca un encuentro presidido por la agenda económica en la que España busca el visto bueno de Alemania a las reformas emprendidas en los últimos meses. Merkel llega, además, un día después de la firma del acuerdo social y económico con sindicatos y empresarios, a los que se reserva un papel relevante en esta reunión de alto nivel.

En una entrevista conjunta con cuatro diarios alemanes, Rodríguez Zapatero destacó ayer que la cumbre es, 'probablemente, la más importante' que han mantenido ambos países en mucho tiempo. A su juicio, podría aportar 'progresos decisivos' en la resolución de la crisis de la deuda. Como fórmula, el jefe del Ejecutivo reclamó liderazgo a Alemania. Le pidió que 'no juegue sólo a la defensiva' en esta batalla que atenaza al euro y pase al 'centro del campo ofensivo' para ganar definitivamente el partido a las tensiones financieras.

La posible ampliación y flexibilización del fondo europeo de rescate de 750.000 millones de euros que se creó tras la crisis griega cambios que cuentan con la resistencia alemana estará así sobre la mesa del encuentro entre Merkel y Zapatero. El presidente español subrayó ayer que, antes de plantear la modificación de esta herramienta, es 'prioritario' que la eurozona 'dé pasos sólidos en un plan de armonización y convergencia económica', es decir, en 'armonización fiscal, laboral y de edad de jubilación' entre otros capítulos.

Merkel muestra su 'respeto' al presidente por las reformas acometidasAlemania reclama como condición para tocar el fondo de rescate, sin embargo, medidas que ya han contaminado las reformas emprendidas, entre otros países, por España, como el aumento en la edad de jubilación, la fijación por ley del los límites del déficit o la eliminación de la revisión automática de pensiones y salarios en función de la inflación.

La canciller alemana volvió a abogar ayer por estas recomendaciones en declaraciones a RTVE. 'España ha llevado a cabo en los últimos meses una profundas reformas y tengo gran compresión por ello, porque sé que no ha sido fácil', señaló Merkel sin ahorrar elogios. Reformas 'difíciles' como la prevista para las pensiones o la del sector financiero y cajas de ahorros son, a su juicio, 'avances sustanciales' que ganaron el aplauso del motor conservador de Europa.

Estas reformas 'están muy vinculadas a las emociones, por eso el presidente Zapatero cuenta con todos mis respetos', concluyó Merkel prologando el espaldarazo que el Ejecutivo espera consumar hoy.

'Un respaldo de Alemania a las reformas de España y de España a las políticas alemanas viene muy bien a ambos países y a la UE porque contribuye a su estabilidad financiera', subrayó ayer en esta línea el secretario de Estado de la UE. Diego López Garrido resumió así los objetivos de la cita de hoy. El principal deseo del Gobierno es, según trasladó, mostrar 'una imagen de convergencia entre ambos países'. Ese es el objetivo número uno de un Ejecutivo que ha cuidado entre algodones un encuentro acunado ya por el respaldo de la canciller al proceso de reformas y ajustes emprendido en España.

La crisis económica y del euro, sus atajos y soluciones, acaparan así buena parte del contenido de esta cita en la que también habrá ocasión de abordar la evolución de los intercambios comerciales entre España y Alemania, que es el segundo destino de las exportaciones españolas, el primer suministrador de productos y el quinto inversor en nuestro país.

Los sindicatos tendrán voz en la cumbre bilateral por primera vezPor esa razón, la canciller alemana llegará acompañada por seis de sus ministros: Exteriores, Finanzas, Economía, Trabajo, Infraestructuras y Educación, que mantendrán encuentros sectoriales con sus homólogos españoles. En la delegación de Merkel viajan, además, representantes de los sindicatos y las principales empresas alemanas.

Todos se sentarán alrededor de la misma mesa en un almuerzo que se celebrará en la Moncloa y en el que Merkel conocerá de primera mano el acuerdo social rubricado ayer y la reforma de las cajas puesta ya en marcha, ya que están invitados también cuatro representantes del sector empresarial responsables de Telefónica, Iberdrola, Acciona y la CECA, la patronal de las cajas de ahorro y los líderes de UGT y CCOO. No es la primera vez que el Gobierno invita a los sindicatos a este tipo de encuentros, aunque sí es la primera ocasión en la que participan al mismo nivel, sentados en la misma mesa, junto a los empresarios y los representantes del Ejecutivo.