Público
Público

IU sube en todas partes, menos en Euskadi

Aragón, donde la federación concurrió en coalición con la Chunta, es la comunidad en la que más crece. IU logra su menor respaldo en Cantabria

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El domingo, Izquierda Unida subió y consiguió su mejor resultado en 15 años. El éxito de la formación que lidera Cayo Lara estuvo reflejado en los resultados de prácticamente todo el país. El 20-N, la federación mejoró en todas las comunidades autónomas excepto en Euskadi, y se hizo con 11 diputados tras lograr el 6,92% de los votos y 1.680.810 sufragios. Logró tres representantes por Madrid, otros tres por Barcelona de los que dos son de ICV y uno por cada una de las siguientes provincias: Asturias, Valencia, Málaga, Sevilla y Zaragoza. En esta última, la federación concurrió en coalición con la Chunta.

En 14 comunidades todas, excep-to Navarra, Illes Balears y Euskadi,el apoyo a la federación creció en más de 2,5 puntos porcentuales respecto a las elecciones generales de 2008. El ascenso fue especialmente destacable en Aragón, donde IU consiguió un escaño gracias a su alianza con la Chunta. En esa comunidad, la formación triplicó el domingo su respaldo electoral al subir 7,68 puntos respecto al porcentaje de votos de hace tres años. Obtuvo 74.655 sufragios frente a los 21.816 que registró en 2008. No obstante, el representante de la coalición será Chesús Yuste, que no milita en IU, sino en la Chunta.

En Asturias y en Aragón, la formación superó la barrera del 10% de los votos

La federación creció principalmente en la provincia de Zaragoza, que se convirtió en la circunscripción en la que más diferencia al alza consiguió IU en todo el Estado. Allí, la unión de la formación de Cayo Lara y los aragonesistas casi triplicó el número de votantes de IU en 2008. Su apoyo subió 8,59 puntos porcentuales, al pasar de los apenas 15.731 votos que obtuvo en las anteriores generales a los 58.749 del domingo.

La llegada de Gaspar Llamazares a la candidatura por Asturias y la caída de los socialistas en esa comunidad benefició considerablemente al resultado que registró IU en el Principado. Se convirtió en la segunda autonomía donde más creció la federación. De los 49.936 votos que logró la candidata de hace tres años, Laura González, pasó a los 83.312 que obtuvo el domingo Llamazares. El apoyo a la federación aumentó en 6,1 puntos porcentuales respecto a las últimas generales. Aragón y Asturias fueron las únicas comunidades autónomas en las que IU logró más del 10% de los votos. En la primera tuvo un 10,52% y en la segunda, un 13,27%.

IU aumentó su respaldo en Andalucía. Logró 129.000 sufragios más que en 2008

IU también recuperó Andalucía como una de sus principales plazas en el Estado al crecer en más de 129.000 votos respecto a 2008. Allí consiguió dos escaños: uno por Málaga, el que llevará al Parlamento al economista de ATTAC y participante en el 15-M Alberto Garzón, y otro por Sevilla, el del secretario general del Partido Comunista de España, José Luis Centella. En Córdoba, la federación rozó la barrera del 10% obtuvo el 9,82% de los votos, pero el resultado no fue suficiente para obtener representación. En el conjunto de la comunidad subió 3,15 puntos respecto al porcentaje de hace tres años.

El repunte también fue significativo en Madrid, aunque no suficiente como para mantenerse como la tercera fuerza política de la comunidad, ante la fuerte irrupción de UPyD. IU logró 105.628 votos más en la región y, en total, se hizo con el 8,04% de los sufragios. Con ello consiguió tres diputados, dos más que en 2008.

Igualmente importante es el número de votantes que apoyaron a la federación en Catalunya, donde Esquerra Unida i Alternativa (EUiA) marca catalana de IU consiguió en coalición con ICV tres diputados, de los que dos correspondieron a la organización ecosocialista. La alianza les arrojó a ambos unos buenos resultados y les situó en el 8,09% del total de votos emitidos, 3,17 puntos porcentuales más que los que consiguieron en 2008.

En Euskadi, donde Ezker Batua tiene un conflicto interno, perdió 6.800 apoyos

La federación contabilizó otro éxito más en el País Valencià, donde el candidato por Valencia de EsquerraUnida (EUPV), Ricardo Sixto, se convirtió en diputado. En el conjunto de la comunidad, la formación más que duplicó su número de votos, al pasar de los 74.405 votos de 2008 a los 169.381 del 20-N. EUPV pasó, por tanto, del 2,71% de los sufragios que obtuvo en las pasadas generales al 6,50% que logró en estas. Consiguió, incluso, situarse como tercera fuerza en número de votos por encima de Compromís, que concurrió a los comicios en alianza con Equo.

El único punto negro de la federación se situó en Euskadi. Las luchas internas por el control de Ezker Batua la han convertido en la única comunidad autónoma en la que la formación pierde apoyo social. De los 50.403 votos que logró en 2008, ha bajado hasta los 43.522. Además del cisma interno de la federación en Euskadi, en este resultado influyó el fuerte ascenso de la coalición Amaiur. Uno de los integrantes de esta última, Alternatiba, es una escisión de Ezker Batua. Por provincias, es Gipuzkoa donde más pierde, al bajar 1,47 puntos porcentuales respecto a 2008.

No obstante, la federación mantiene el 3,68% de los votos en Euskadi, por encima del 3,58% que logró en Cantabria, que sustituye a Canarias 4,31%, el domingo como la comunidad autónoma en la que menos porcentaje de sufragios consigue la federación, a pesar de que también creció.