Público
Público

"Me estoy perdiendo tres asignaturas porque no tienen profesor"

Irene San Miguel, estudiante en la Universidad Complutense de Madrid, ha pagado la matrícula de tres materias de las que no ha dado clase ningún día porque no tienen docente asignado.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Irene San Miguel tiene 19 años y estudia segundo curso de Educación Social en la Universidad Complutense de Madrid. Está en huelga y por la tarde irá a la manifestación en contra de los recortes porque, de momento, ya ha sufrido dos: el aumento de tasas y el tijeretazo en docentes. Esta estudiante está matriculada en cinco asignaturas, por las que ha pagado 470 euros más que el año pasado, pero sólo tiene clase de dos de ellas. 'En el turno de tarde de mi grado sólo tenemos dos profesores asignados de los cinco que deberíamos tener', denuncia Irene, cuya situación viven otros 35 jóvenes más.

El motivo es la Ley de modificación de las cuentas regionales, que la ex presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, aprobó antes del verano. La Conferencia de Rectores de las Universidades de Madrid (Cruma) ya anunció que, debido a esa reforma, en este curso habría 1.000 profesores menos en las aulas, es decir, unos 200 o 300 profesores menos por cada universidad.

El curso académico comenzó el pasado 2 de octubre y desde ese día, Irene y sus compañeros no han recibido ni una clase de tres asignaturas obligatorias: educación para la cooperación y el desarrollo social, sociología de los ámbitos de intervención y psicología social de la educación. Los alumnos han pagado 128 euros por cada una de estas asignaturas, que en total aportan 18 créditos necesarios para obtener la titulación al final de la carrera. 'Desde el primer día de clase hemos intentado informarnos yendo a los diferentes despachos de las asignaturas en las cuales no tenemos profesor, pero no hemos vuelto a recibir ninguna información al respecto', denuncia Irene, que sólo tiene clase de una materia obligatoria y de otra optativa.

El pasado martes 9 de octubre, los alumnos mandaron una carta al vicerrectorado solicitando información, pero no han obtenido respuesta. También se han puesto en contacto con el Defensor del Estudiante, que tiene previsto redactar una queja formal, y si la semana que viene no se soluciona el problema, los alumnos planean organizar 'una sentada en el despacho del decano de la universidad'. 'Tenemos que cursar estas asignaturas, nos examinaremos en enero y todavía no hemos empezado los temarios', critica Irene, quien ya ha tenido pruebas parciales de otras materias.  

Esta estudiante considera que esta falta de información 'es una vergüenza' y que el hecho de quedarse sin profesores 'es inadmisible' teniendo en cuenta además el aumento de las tasas universitarias: 'El año pasado la matrícula me costó 830 euros y este año he pagado 1.300', denuncia.