Público
Público

Urkullu dice que Rajoy debe "liberarse" del discurso de que acercar presos es impunidad

El lehendakari aboga por recuperar la llamada 'vía Nanclares', a la que se acogieron etarras que habían renunciado a su pasado, "para un proceso final de reintegración"

Publicidad
Media: 3
Votos: 1

El lehendakari Iñigo Urkullu, en una declaración en el Palacio Euskalduna, la sede de la presidencia del Gobierno Vasco, tras el anuncio de ETA de su disolución. REUTERS/Vincent West

El lehendakari, Iñigo Urkullu, cree que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, debe "liberarse" del discurso, "del que es autor también el PP", que "interpreta" que el fin de la dispersión de los presos de ETA o su acercamiento "persiguen la impunidad, la amnistía, la liberación o el reagrupamiento, cuando no hay nada de eso".

"Rajoy necesita liberarse de una contaminación, de una intoxicación que se ha querido hacer durante muchos años. Se ha querido hacer ver que pedimos una modificación de la legislación penitenciaria, cuando estamos hablando de su cumplimiento, de la individualización de las penas, de los beneficios penitenciarios a los que tienen derecho los presos", señala Urkullu en sendas entrevistas que publican este domingo El Diario Vasco y El Correo.

El lehendakari tiene la esperanza de poder trabajar en esta materia con Rajoy porque "son muchos años" los que llevan hablando sobre ello, aunque señala que el Gobierno del PP "está condicionado por un discurso que generó y no ha ido aliviando" y se enfrenta además "al marcaje de Ciudadanos, que tiene un discurso que en su día articuló el PP mezclando el terrorismo con el nacionalismo".

"Ministros del PP anteriores dijeron que para modificar la política penitenciaria era necesario que se disolviera ETA. Ya se ha disuelto ¿Ahora qué pasa entonces?", se pregunta.

Urkullu admite que el presidente español no le ha dado "ninguna garantía" de que se sentará a hablar de política penitenciaria con los gobiernos vasco y navarro, pero recalca que "eso no quita" para que él sea "insistente por el bien de la convivencia social, política e institucional en Euskadi, partiendo de la premisa de que la realidad vasca es muy diferente a la del resto del Estado español".

El lehendakari también aborda este asunto en otra entrevista que publican Deia y los periódicos del grupo Noticias, en la que señala que con la mesa de trabajo propuesta junto a la presidenta de Navarra, Uxue Barkos, Rajoy "puede tener otra cobertura que quizá no ha sentido hasta la fecha".

Asegura que el jefe del Gobierno "ha sido receptivo a todas las reflexiones" que le ha planteado en los últimos años y que, a pesar de que el diálogo "no haya fructificado en muchas medidas visiblemente llamativas, algún resultado ha tenido de manera discreta".

"Hablo de personas en situación de enfermedad grave, o personas de la vía Nanclares. Han sido hechos puntuales que hemos podido gestionar con discreción", precisa.

En su opinión, habría que recuperar la vía Nanclares, a la que se acogieron etarras que habían renunciado a su pasado, "más que para las progresiones de grado, para un proceso final de reintegración, y facilitaría la labor de la administración vasca para la resocialización".

"Ahí también entra la reivindicación de la competencia de centros penitenciarios", añade Urkullu, quien además defiende su ausencia del acto del viernes en Cambo-les-Bains (Francia), en el que representantes internacionales saludaron el fin de ETA y a la que sí acudió su partido, el PNV.

No ha entendido que el acto se celebrara en el País Vasco francés "cuando la incidencia de ETA principalmente ha sido en la Comunidad Autónoma Vasca y el viernes no había ningún temor a detenciones o actos ilegales como para no hacerlo aquí".

Además, no le parece "oportuno" que "los agentes internacionales tengan que hacer una reflexión política o dar unas pautas que no sean las que puedan acordar los representantes políticos, cuando además el comunicado de ETA volvía a incidir en la interpretación del conflicto".

"Esto es una distorsión de la realidad que no la tomo como válida", afirma Urkullu en El Diario Vasco, tras lo cual indica que no hace "consideraciones sobre lo que ha hecho uno u otro partido", que lo único que le ha preocupado es "ser honesto" con su posición institucional.