Público
Público

Las zonas de ocio infantil estarán también libres de humo

La ponencia que estudia el proyecto de ley ha analizado enmiendas como la de prohibir fumar en parques para niños, incluidos los que están al aire libre

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las zonas de ocio infantiles, incluidas las que están en parques abiertos, estarán también libres de humo cuando entre en vigor la nueva ley Antitabaco, previsiblemente el próximo 1 de enero.

La ponencia que estudia este proyecto legislativo se ha reunido hoy para analizar las enmiendas parciales que se han presentado, y entre ellas, la mayoría de los grupos se han mostrado partidarios de incorporar una de ERC-IU-ICV que proponía limitar el consumo del tabaco también en esos espacios infantiles.

Fuentes conocedoras de las deliberaciones de la reunión de la ponencia han informado que esta enmienda ha prosperado en la reunión de la ponencia y se incorporará a la proposición de ley, una proposición que podría ser aprobada en la Comisión de Sanidad la próxima semana.

El PP proponía un espacio cerrado a los fumadores donde no se sirvieran consumiciones

Esta Comisión aprobará además la nueva ley con competencia legislativa plena, por lo que el texto no llegará al pleno y pasará directamente al Senado.

Entre las enmiendas que se han debatido en la reunión no ha prosperado la defendida por el PP a favor de que los establecimientos hosteleros puedan voluntariamente cerrar un espacio reservado para los fumadores, un lugar en el que no se servirían consumiciones y al que no tendrían que acceder los trabajadores del sector.

Las mismas fuentes han destacado que todos los grupos han expresado su deseo de que la ley salga de las Cortes con el máximo consenso, en la importancia de que sea un texto de fácil aplicación y cumplimiento, y en que defina con detalle todos los términos para evitar 'resquicios' que puedan ser utilizados para evitar un cumplimiento estricto de la norma.

En ese sentido, los ponentes han incidido en la importancia de definir términos como 'espacio semi-cerrado' (como muchas terrazas que existen en numerosas ciudades, sobre todo el norte de España) y concretar si estará o no prohibido fumar en ellos.

El texto propone que prisiones, centros de discapacitados, de mayores o psiquiátricos cierren lugares para fumar

En el mismo sentido, las mismas fuentes han apuntado la importancia de definir el sentido de los 'clubes de fumadores' para evitar que algunos establecimientos hosteleros pudieran utilizar esa terminología para evitar el cumplimiento de la ley.

Los ponentes se han mostrado de acuerdo en que los hoteles reserven un 30% de habitaciones para fumadores, aunque han acordado que las habitaciones deberán ser siempre las mismas y estar convenientemente identificadas.

También se han mostrado a favor de que existan lugares reservados para fumar en las prisiones, en los centros de mayores, de discapacitados y el psiquiátricos.

Los diputados que han intervenido en la reunión se han emplazado a una nueva reunión de la ponencia para decidir sobre las enmiendas que han presentado algunos grupos a favor de que los tratamientos para abandonar el hábito del tabaco sean financiados por el Sistema Nacional de Salud.