Publicado: 17.07.2015 10:13 |Actualizado: 17.07.2015 10:13

El autor de la matanza en un cine de Denver en 2012, declarado culpable

El jurado ha tomado esta decisión tras trece horas de deliberaciones. James E. Holmes mató a doce personas y se declaró no culpable, amparándose en una enfermedad mental. El fiscal ha pedido la pena de muerte.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Fotografía de archivo de James E. Holmes.

Fotografía de archivo de James E. Holmes.

MADRID.- Un jurado de Estados Unidos ha declarado este jueves culpable de asesinato a James E. Holmes por el tiroteo que protagonizó en julio de 2012 en el interior de un cine de la localidad de Denver, en el estado de Colorado, que se saldó con la muerte de doce personas y otros 70 heridos.

Holmes ha admitido ser el causante de las muertes, pero se ha declarado no culpable por una enfermedad mental. De hecho, su defensa legal ha venido aduciendo que el tiroteo se produjo después de un largo tobogán emocional del agresor, quien supuestamente sufriría una enfermedad mental que eventualmente incluiría delirios y alucinaciones. 



Por contra, los fiscales dicen que Holmes, de 27 años de edad es un asesino "a sangre fría" cuya intención era asesinar a las 400 personas que estaban viendo el estreno de una película de Batman en un cine de Denver, y que ha fingido esa presunta enfermedad para evitar ser ejecutado.

El jurado ha deliberado durante trece horas a lo largo de dos días antes de rechazar el argumento de la defensa, según ha informado el diario estadounidense 'The New York Times'.

La decisión ha sido anunciada tras diez semanas de testimonios por parte de más de 250 testigos, entre ellos algunos supervivientes de la matanza, psiquiatras que dieron su opinión sobre la salud mental del acusado y antiguos compañeros de clase de la universidad de Holmes.

El fiscal del distrito del condado de Arapahoe ha reclamado la pena de muerte para Holmes, y ahora el jurado tendrá que valorar el peso de las acciones del condenado para decidir si le envía al corredor de la muerte o a cumplir cadena perpetua. Se espera que la fase de sentencia lleve varias semanas.