Público
Público

Ban ki-moon, en Pakistán: "Nunca he visto nada como esto"

El secretario general de Naciones Unidas avisa de que las inundaciones continuarán "durante semanas" y pide más apoyo a la comunidad internacional

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El secretario general de Naciones Unidas, Ban ki-moon, ha reconocido durante su visita a Pakistán que nunca ha visto un desastre natural comparable a las inundaciones que sufren desde hace más de dos semanas millones de paquistaníes.

'He visto muchos desastres naturales en todo el mundo, pero nunca nada como esto. Esto (las inundaciones) todavía no se ha acabado, continuará durante semanas', dijo Ban en una rueda de prensa conjunta junto al presidente paquistaní, Asif Alí Zardari.

Ban, quien llegó al país por la mañana, visitó varias zonas del sur de una de las regiones más afectadas, Punjab (este), donde varias presas amenazan con desbordarse, y luego se reunió tanto con Zardari como con el primer ministro paquistaní, Yusuf Razá Guilani.

El objetivo del secretario general de la ONU es acelerar la llegada de ayudas al país: aunque la ONU ha pedido 459 millones de dólares a la comunidad internacional, hasta el momento sólo ha recibido la quinta parte de esa cantidad.

'Necesitamos más apoyo de la comunidad internacional'

'Necesitamos más apoyo de la comunidad internacional -afirmó Ban en la rueda de prensa, en la base militar de Chaklala, cercana a Islamabad-. Estas inundaciones sin precedentes necesitan una asistencia sin precedentes. Tenemos que movernos rápidamente'.

Los últimos datos actualizados del organismo señalan que las inundaciones han afectado a más de 14 millones de paquistaníes, y provocado 1.343 muertos y 1.588 heridos, aunque el Gobierno paquistaní eleva los afectados a unos 20 millones.

Junto a Ban, que tiene previsto abandonar hoy mismo el país, compareció Zardari, quien pidió unidad a su pueblo y coincidió con el grave diagnóstico del secretario general de la ONU: 'Nunca -dijo- una parte del mundo ha sufrido este tipo de inundaciones'.

Las inundaciones han generado unas pérdidas de unos 250.000 millones de rupias (más de 2.267 millones de euros) en el sector agropecuario, y para la recuperación del país harán falta miles de millones de euros, según han afirmado expertos paquistaníes citados por el periódico 'Dawn'.

Ayer sábado, el enviado de Pakistán ante Naciones Unidas, Zamir Akram, lamentó que la inmensidad de la devastación ha tardado demasiado en ser reconocida por la comunidad internacional, e indicó que hasta el momento no se había recibido la ayuda suficiente.

La devastación ha tardado demasiado en ser reconocida por la comunidad internacional

Las aguas de las inundaciones representan una nueva amenaza para la poblada provincia de Sindh y la provincia de Baluchistán, en el suroeste del país, una región que también ha sido golpeada por décadas de insurgencia separatista.

Al menos 500.000 toneladas de trigo han sido destruidas por las inundaciones. En Kot Addu, en el sur de Punjab, miles de sacos yacen arruinados debido a que los trabajadores no pudieron sacarlas del agua lo suficientemente rápido para rescatarlas de la crecida

'¿Cuántas bolsas de trigo puedes cambiar a un lugar seguro en cinco o seis horas?', dijo Naseem Khan Khattak, propietario de un molino de harina que fue sumergido por las inundaciones. 'No pudimos hacer absolutamente nada. ¿Cómo se combate un diluvio?', agregó.