Público
Público

China China debate sobre los derechos de las embarazadas tras el suicidio de una gestante

La familia de la mujer había rechazado que se le practicase el parto por cesárea pese a ser la opción recomendada por los médicos, por posibles daños a la madre o al bebé en el parto natural

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Una pareja china en Pekín / REUTERS

China ha abierto un debate sobre los derechos de las embarazadas tras el suicidio de una mujer a punto de dar a luz debido al rechazo de su marido a que se le realizara una cesárea recomendada por los médicos, informaron hoy medios locales.

El centro médico aseguró en un comunicado, citado por el medio oficial China Radio International (CRI), que Ma Rongrong, de 26 años, falleció anoche tras precipitarse desde un quinto piso del hospital de Yulin, en la provincia de Shaanxi, debido a los fuertes dolores que sufría.

Los exámenes médicos realizados tras el ingreso de la paciente hace una semana mostraron que la cabeza del bebé era más grande de lo normal, por lo que los médicos informaron a su familia de los riesgos que podría conllevar un parto natural.

Según el hospital, la familia de Ma rechazó la cesárea e insistió en un parto natural, una acusación que niega su marido.

Este trágico suceso ha suscitado una gran polémica en las redes sociales chinas, donde muchos se preguntan por qué no prevaleció la decisión de la mujer por encima de la de su familia.

Las muy activas redes sociales chinas se han llenado de mensajes y debates por este suceso, con la opinión prevaleciente de que las mujeres embarazadas son quienes deben decidir cómo dar a luz, por encima del resto de su familia.

En China, el parto por cesárea es recomendado por ginecólogos en hospitales públicos sólo en situaciones en las que el natural puede suponer riesgos para la madre o el bebé, y no se puede programar ni decidir con antelación.

Esta medida se introdujo después de que China registrara una de las tasas más altas de cesáreas en el mundo hace una década, con casi la mitad de los bebés nacidos a través de esta práctica en 2007 y 2008.

Actualmente, la mayoría de los nacimientos en el país son por partos naturales y solo el 5 por ciento de ellos se realizan con epidural o anestesia local, según datos de la CRI.