Público
Público

Corrupción España es el país de la UE que menos medidas aplica contra la corrupción judicial

Noruega tiene un 100 % de recomendaciones cumplidas para evitar la corrupción entre los jueces, y Finlandia, un 80 % de cumplimientos respecto a los diputados, según el informe anual del Greco.

Publicidad
Media: 4
Votos: 4
Comentarios:

El presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes, junto a la presidenta del Congreso, Ana Pastor. EFE/Fernando Villar

España se encuentra a la cola de los países europeos en la puesta en marcha de las recomendaciones del Grupo de Estados contra la Corrupción (Greco) del Consejo de Europa en materia de lucha anticorrupción entre los jueces, según el informe anual publicado este miércoles.

Las estadísticas muestran que España ha incumplido el 75 % de las recomendaciones hechas y ha aplicado parcialmente el 25 %. Francia ha incumplido el 66 %, y Bélgica y Eslovenia, el 57%.

El incumplimiento español es idéntico en las recomendaciones para luchar contra la corrupción entre parlamentarios. Bélgica, Armenia y Macedonia no han cumplido recomendación alguna.

En el lado opuesto, Noruega tiene un 100 % de recomendaciones cumplidas para evitar la corrupción entre los jueces, y Finlandia, un 80 % de cumplimientos respecto a los diputados.

En cuanto a los fiscales, España tiene cero incumplimientos y un 100 % de recomendaciones parcialmente aplicadas, al igual que Finlandia y mejor que Francia y Luxemburgo.

El Greco dijo en 2016 que España tenía que fortalecer la independencia del Consejo General del Poder Judicial, reexaminar la declaración de bienes y la evaluación de altos funcionarios judiciales o mejorar la transparencia entre el fiscal general y el Gobierno.

Los países que aparecen en la lista son aquellos sometidos a un control de seguimiento de la aplicación de recomendaciones. Otros países, como Alemania, Italia, Rusia, Turquía o Portugal están aún en el proceso de evaluación del llamado cuarto ciclo, referido a la transparencia en jueces, fiscales y parlamentarios.

España está mejor en el tercer ciclo de evaluación (criminalización de los delitos de corrupción y financiación de partidos políticos), cuyo proceso de seguimiento superó el pasado febrero al obtener el aprobado del Greco, con el 67 % y el 84 % de cumplimientos, respectivamente.

El informe expresa la preocupación por "la lentitud en Europa en la puesta en marcha de las recomendaciones". A finales de 2016, un tercio no habían sido aplicadas, ya que el 25 % se habían puesto en marcha parcialmente y el 7 % se habían incumplido.

El secretario general del Consejo de Europa, Thorborjn Jagland, dijo que la corrupción "es una fuente importante del descontento y la pérdida de confianza en la política y las instituciones democráticas".

Para el presidente del Greco, Marin Mrcela, los incumplimientos se deben en parte a "la complejidad de los problemas evaluados y a la necesidad de encontrar un consenso político fuerte".

El Greco lanza este año el quinto ciclo de evaluación sobre la prevención de la corrupción y la promoción de la integridad en los gobiernos centrales y las autoridades policiales.