Publicado: 09.01.2014 13:14 |Actualizado: 09.01.2014 13:14

Cuba privatiza el servicio de taxis del Estado para hacerlo más eficiente

Miles de conductores estatales pasan a trabajar por su cuenta. Esta medida forma parte de las reformas orientadas al mercado emprendidas por Raúl Castro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Miles de taxistas que eran empleados del Estado cubano pronto arrendarán sus vehículos en la isla y pasarán a trabajar por su cuenta. Este cambio forma parte del proceso de reorganización de ese servicio de transporte con el fin de hacerlo más eficiente, según informó el Gobierno.

La medida sigue al arrendamiento de los salones de belleza, pequeñas cafeterías y restaurantes, así como de otros servicios minoristas que el Estado denomina "sector no estatal". El Gobierno emprende así una serie de reformas económicas orientadas al mercado.

Cuba había nacionalizado todos los negocios minoristas en 1968 desde las tiendas de calzado hasta las peluquerías y fijó precios estatales. En un intento de estimular la estancada economía y reducir la burocracia ha impulsado una nueva gestión de la pequeña empresa privada.

Cuba había nacionalizado todos los negocios minoristas en 1968 El denominado sector "no estatal" cuenta actualmente con 445.000 personas o el 5% de la fuerza laboral de la isla y está integrado por pequeños negocios privados, arrendados y de cooperación, que incluyen empleados, taxistas y otros oficios como el de la construcción.

La estatal CUBATAXI, conocidos por no utilizar el taxímetro, recortó su plantilla y convertirá en "cuentapropistas" a sus trabajadores, que podrán alquilar los coches a una entidad y luego deberán dar una tasa diaria, según afirmó la Gaceta Oficia.

"La decisión de generalizar esta forma de gestión busca solucionar irregularidades en el servicio, apropiación de la recaudación y plantillas sobredimensionadas", dijo Débora Canela, especialista del Ministerio de Transporte en un artículo publicado en el sitio estatal Cubadebate.

Canela explicó que la reorganización también mejoraría el servicio y anunció que el 60% de los taxis en uso, muchos de ellos Ladas rusos viejos, serían reemplazados por nuevos modelos de segunda mano.

"Esta medida es mucho mejor y beneficiará económicamente a los chóferes de los taxis. Será más eficiente debido a que el conductor pasa a tener todo el control sobre el vehículo y su mantenimiento", dijo Alejandro Pérez, de CUBATAXI.

El nuevo modelo de gestión económica de los taxis tiene la experiencia de un proyecto piloto experimental puesto en vigor en 2010 en La Habana. "Bajo esta modalidad, los taxistas asumen, con sus ingresos, los gastos de mantenimiento, el pago del combustible y parte de la reparación del vehículo, al tiempo que pueden disponer de ellos y realizar todas las 'carreras' que estimen convenientes, pagando los impuestos en dependencia de sus ingresos", dijo Cubadebate.

El arrendamiento de los taxis estatales forma parte del conjunto de reformas emprendidas por el mandatario Raúl Castro, que reemplazó en la presidencia del país a su hermano Fidel en 2008, para modernizar el modelo económico local manteniendo la supervivencia del socialismo.