Publicado: 25.01.2014 12:02 |Actualizado: 25.01.2014 12:02

Diez ancianos fallecen y 22 continúan desaparecidos en el incendio de una residencia en Canadá

Aunque aún se investigan las causas, todo apunta a que el fuego pudo ser provocado por un cigarrillo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Policía canadiense ha confirmado este sábado la muerte de diez ancianos en la residencia para la tercera edad que el jueves se incendió en la pequeña comunidad de L'Isle-Verte de la ciudad de Québec, en el este de Canadá. Este nuevo balance oficial aumenta el número de víctimas mortales confirmadas de ocho a diez y mantiene que 22 personas permanecen desaparecidas o "presumiblemente muertas", según ha informado la cadena estatal, CBC.

En este sentido se han pronunciado el jefe policial de la provincia de Québec, el teniente Guy Lapointe, que ha reiterado este sábado que "debemos asumir lo peor". La residencia de ancianos ha quedado totalmente calcinada. Las hipótesis sobre las causas del incendio indican, según las últimas averiguaciones, que las llamas se originaron en una de las habitaciones de la residencia a causa de un cigarrillo, según la emisora Radio Canadá.

Los Bomberos recibieron una llamada de alerta poco después de las 0:30 horas del jueves. En la residencia vivían entre 50 y 60 personas y varias fueron rescatadas por la Cruz Roja, entre ellas 20 heridos que fueron trasladados al hospital local y a Quebec. La alcaldesa en funciones, Ginette Caron, cuyo marido es bombero voluntario, fue una de las primeras personas en llegar a la zona del incendiada, que también obligó a evacuar los edificios cercanos a la residencia. "Todos nuestros pensamientos están con las familias de las personas afectadas por esta terrible experiencia", sentenció.

Mientras la ciudad, de 1.500 personas, espera noticias de sus seres queridos, se ha programado una misa para este domingo en la iglesia de St. Jean Baptiste. El sacerdote Gilles Frigon ha asegurado que el servicio estará abierto a todo el mundo que quiera acompañarles en este duro momento. Por su parte, la Cruz Roja ha hecho un llamamiento para conseguir cerca de 50.000 dólares que estiman que necesitan los afectados por la tragedia. Una cantidad que ha sido aportada este mismo viernes por tres empresas locales.