Público
Público

Un grupo de refugiados, atrapado sin asistencia en un desierto en la frontera entre Marruecos y Argelia

Las autoridades marroquíes le ha negado el acceso al asilo y la asistencia humanitaria urgente al grupo de 25 sirios entre los que se encuentran 10 niños y dos varones que necesitan asistencia urgente. 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Foto de archivo: Refugiado esconde su rostro  AI

Un grupo de 25 refugiados sirios, entre ellos 10 niños, se encuentra atrapado desde hace dos meses en una zona desértica en la frontera entre Marruecos y Argelia. Las autoridades marroquíes le ha negado el acceso al asilo y la asistencia humanitaria urgente a dicho grupo. 

Los refugiados han estado sobreviviendo con asistencia informal y suministros facilitados por la policía fronteriza marroquí, pero según los refugiados la ayuda cesó el pasado viernes por la mañana. Hasta el momento, la policía de fronteras marroquí no ha dado acceso a la zona a organizaciones humanitarias marroquíes e internacionales como ACNUR.

"Al negar el acceso de los refugiados sirios a ACNUR, las autoridades marroquíes están violando sus obligaciones internacionales. Las autoridades marroquíes deben concederles su derecho a solicitar asilo", ha explicado Heba Morayef, Director de Investigación de Norte de África en Amnistía Internacional.

A ACNUR le preocupa el " rápido deterioro de las condiciones de este grupo de refugiados sirios vulnerables"

ACNUR ha expresado su preocupación por el "rápido deterioro de las condiciones de este grupo de refugiados sirios vulnerables", pidiendo al gobierno marroquí y argelino que garantice el paso seguro a los refugiados. No obstante, el gobierno marroquí niega que los refugiados se encuentren en su territorio.

Mientras que Amnistía Internacional a través de datos de mapas e imágenes de satélite disponibles públicamente ha confirmado que los refugiados están ubicados en territorio marroquí. ACNUR no opera en esa zona fronteriza y sólo tiene autorización para registrar directamente solicitantes de asilo en una oficina de la capital marroquí, Rabat.

Dos de los sirios varones sufren de hipertensión y uno tiene enfermedad renal, pero las autoridades marroquíes no les han proporcionado ningún tipo de atención médica ni han concedido acceso a los médicos que acompañan a las organizaciones marroquíes de derechos humanos que intentaron llegar a la zona.

Los refugiados duermen en refugios improvisados , expuestos a insolación y ataques de serpientes. El grupo ha viajado desde el Líbano hasta Sudán, luego a través de Libia y Argelia para llegar a la zona fronteriza. 

En abril, las autoridades marroquíes acusaron públicamente a Argelia de obligar a un grupo de refugiados sirios a cruzar la frontera con Marruecos. Al día siguiente, las autoridades argelinas denunciaron a Marruecos por la expulsión del mismo grupo al territorio argelino. 

"Las autoridades marroquíes deben prestar urgentemente asistencia humanitaria y permitir a las organizaciones acceder a la zona para evaluar sus necesidades. No puede haber justificación para negar a los refugiados el acceso a alimentos y agua", ha señalado Morayef.

Amnistía Internacional denuncia que las autoridades marroquíes ponen en peligro la vida de los refugiados dejándolos atrapados en la frontera en condiciones difíciles y sin ayuda humanitaria. Y los incitan a concederles inmediatamente el acceso al territorio y permitirles ejercer su derecho a solicitar asilo en la oficina competente del ACNUR en Marruecos.