Público
Público

Israel amenaza a los periodistas que viajarán en la Flotilla

Reitera además que interceptarán las embarcaciones que traten de llegar a Gaza

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Israel ha insistido este lunes en que no piensa permitir el paso de ninguno de los barcos de la segunda Flotilla de la Libertad que tiene previsto poner rumbo hacia la franja de Gaza mañana. La noticia fue adelantada en un comunicado por el Gobierno de Benyamin Netanyahu después de una reunión entre su gabinete y los responsables de la Marina.

Según esa nota, los militares tienen la orden de abordar los barcos para impedir por todos los medios su llegada a Gaza. Intervención que en la teoría debería llevarse a cabo 'con la mínima fricción posible con los pasajeros', pero las imágenes del asalto al Mavi Marmara el año pasado en el que los militares israelíes mataron a nueve activistas están muy recientes.

El Ejército lleva semanas preparando los asaltos y el Gobierno, además, ha evacuado algunas cárceles para contar con el máximo espacio posible para los activistas, lo que es otra señal de quelos abordajes no se van a desarrollar de manera pacífica.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha ordenado además a todos los organismos que se preparan para abordar la Flotilla que den un 'trato especial' a los periodistas extranjeros, que ya ayer fueron amenazados por el jefe de la Oficina de Prensa de Israel, Oren Helman.

Helman advirtió a los periodistas que viajen abordo con un veto de diez años, ya que formar parte de la Flotilla, según comentó, supone una vulneración de la ley israelí y puede tener consecuencias.

Tras esta advertencia, hoy Netanyahu ha ordenado 'que no se les aplique la política normal que se aplica a cualquiera que entra en Israel de forma ilegal'. El primer ministro israelí ordena, por lo tanto, 'una norma especial', en aparente ilusión a que no sean detenidos y expulsados.

No obstante, y a pesar de las advertencias, Netanyahu ha afirmado que garantizará una cobertura 'transparente' y 'creíble'. 'Se ha acordado permitir a periodistas israelíes e internacionales que aborden los barcos de la Marina israelí para ofrecer transparencia y una cobertura creíble de los hechos'.

Alejandro Fernández, portavoz de Rumbo a Gaza, ha declarado a Público.es que los organizadores se encuentran 'completamente estupefactos' ante las amenazas de Israel a la prensa. 'Ya no es un ataque a la Flotilla, sino a los derechos humanos; la libertad de información y de expresión es básica', ha señalado Fernández.

Para el portavoz, las advertencias israelíes 'desmontan la pretensión de Israel de autotitularse como una democracia', ya que, según ha dicho, 'no es que quiera impedir la expedición, sino que quiere silenciarla'.

Además, Fernández ha insistido en que los periodistas 'no están comprometidos necesariamente con la Flotilla, sino que vienen a cubrirla de forma objetiva porque es un acontecimiento importante'. 'Mostramos nuestra solidaridad más absoluta con los 50 periodistas que embarcarán, apoyen la iniciativa o no', ha asegurado.

En relación al trato que recibe la prensa dentro de la Flotilla, Fernández ha afirmado que ha habido 'conversaciones previas para facilitarles su trabajo'. 'No se controlará nada de lo que escriban ni se le dirá lo que tienen que escribir o no, son completamente libres'.

En respuesta a estas amenazas, la Asociación de la Prensa Extranjera en Israel criticó una 'amenaza' que, a su juicio, 'envía un escalofriante mensaje a los medios de comunicación internacionales y genera serios interrogantes sobre el compromiso de Israel con la libertad de prensa'.

Esto pareció pillar por sorpresa a Netanyahu que esta mañana empezó a pensar en las consecuencias que podría tener. 'Cuando lo escuchó esta mañana pidió que se reexaminara la decisión porque es problemática, dijo esta mañana en referencia a Netanyahu el viceprimer ministro Moshe Yaalon, según recoge el diario Haaretz.

'No hay manera de parar a la prensa en estos días así que es mejor no enfrentarse con ellos', añadió.