Público
Público

Italia El Movimiento 5 Estrellas y la Liga Norte pactan un Gobierno en Italia a la espera de concretar el nombre del primer ministro

Los dos principales vencedores de las últimas elecciones tratan de poner fin a diez meses de crisis política con un pacto sin precedentes que evite una nueva llamada a las urnas.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

El líder del Movimiento 5 Estrellas, Luigi Di Maio. REUTERS/Max Rosii

Los líderes del Movimiento 5 Estrellas (M5S) y de la ultraderechista Liga Norte, Luigi Di Maio y Matteo Salvini, han cerrado este jueves los últimos flecos pendientes del "contrato" con el que ambas formaciones aspiran a gobernar en coalición, sin que por el momento se haya concretado quién será el nombre de consenso para el puesto de primer ministro.

Los dos principales vencedores de las últimas elecciones tratan de poner fin a diez meses de crisis política con un pacto sin precedentes que evite una nueva llamada a las urnas. Ambos ya han revelado que elegirán a un primer ministro "político" obligado a suscribir los 22 puntos del "contrato", de tal forma que se descarta en principio a un tecnócrata ajeno.

Los medios sitúan ahora como principal hipótesis que el nuevo jefe de Gobierno salga del M5S, el partido más votado en los últimos comicios, y entre los nombres que figuran están los del propio Di Maio y los de los diputados Alfonso Bonafede y Emilio Carelli. Este último ha dicho estar "a disposición del movimiento", según Il Corriere della Sera.

Las dos partes aspiraban a cerrar este jueves los flecos pendientes, como por ejemplo aclarar si sería legal convocar un referéndum sobre las mezquitas, con el objetivo de que la militancia se pronuncie en los próximos días y se pueda avanzar ya a la siguiente fase.

Al término de la reunión entre Di Maio y Salvini -la única prevista para este jueves-, fuentes citadas por el diario La Repubblica han confirmado que el 'contrato' político está ya "cerrado", con "progresos" en las negociaciones relativas al primer ministro.

En un primer borrador de Gobierno, las dos fuerzas políticas incluyen la creación de un mecanismo para salir de la moneda única si fuera necesario, la creación de una organismo paralelo al consejo de Ministros que permita la toma de decisiones políticas por diferentes vías donde ambos partidos puedan tomar decisiones vinculantes y el propósito de conseguir que el BCE elimine la deuda italiana.

Desde Bulgaria, donde asiste a una cumbre entre los líderes de la UE y los de los Balcanes, el primer ministro saliente, Paolo Gentiloni, ha defendido la necesidad de que Italia no desperdicie "el esfuerzo colectivo" de los últimos años, principalmente en aras de la estabilidad económica. Asimismo, ha subrayado que "Italia no abandona el curso europeísta".