Publicado: 27.04.2015 08:05 |Actualizado: 27.04.2015 21:24

El número de muertos por el terremoto de Nepal supera los 4.000

Hay 6.833 heridos. Unicef alerta de que hay un millón de niños que han perdido a su familia, sus casas o escuelas. La lluvia y la falta de comunicaciones dificultan las tareas de rescate en el país del Himalaya.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Las víctimas del seísmo son numeradas para su posterior identificación a las afueras de un hospital de Katmandú. / ADNAN ABIDI (REUTERS)

Las víctimas del seísmo son numeradas para su posterior identificación a las afueras de un hospital de Katmandú. / ADNAN ABIDI (REUTERS)

La cifra de personas muertas por el terremoto de 7,8 grados que el sábado golpeó Nepal es de al menos 4.000, mientras la lluvia que cayó durante la noche del domingo y la falta de comunicaciones dificultan las tareas de rescate en el país del Himalaya. El número de heridos, por su parte, ha alcanzado ya los 6.833. Según la estimación del Gobierno, la cifra total de defunciones a causa del seísmo podría llegar a 5.000. 

Varios países han enviado ya su ayuda y la comunidad internacional se moviliza para hacer llegar toneladas de suministros y ayuda

Todo son malas noticias de momento en Nepal. Los precarios campamentos en los que la población ha ido encontrando refugio sufrieron la noche del domingo la aparición de la lluvia, aunque por la mañana las condiciones meteorológicas mejoraron.



El Gobierno nepalí ha declarado crisis nacional y ha establecido un fondo de 500 millones de rupias nepalíes (casi 4,52 millones de euros) para la reconstrucción de las infraestructuras dañadas.

Miles de personas permanecen en la calle o en alguno de los quince campamentos habilitados por el Gobierno en Katmandú, apenas unas rústicas carpas, por temor a que las estructuras de sus casas cedan.

La aparición de la lluvia no sólo dificultó la situación de la población sino que prácticamente paralizó la llegada de ayuda al aeropuerto de Katmandú.

Fuentes oficiales indias confirmaron que el domingo un avión con ayuda de la Fuerza Aérea India no pudo salir como consecuencia del clima.

Paralelamente, la réplica de 6,7 grados en la escala de Richter del domingo, una de las más de 40 que se han producido desde el sábado, terminaron de tumbar gran parte de las ya golpeadas comunicaciones en el país.

En este momento los servicios de internet y telefonía móvil están caídos en la nación asiática, sólo algunas líneas de telefonía fija están activas.

El Gobierno nepalí mantiene movilizado a todo su personal en tareas de rescate y recuperación, y trabaja para la reapertura de las carreteras en el valle central, mientras recupera parte del sistema eléctrico.

El jefe de la Secretaría del Ejecutivo de Nepal, Leela Mani Poudyal, declaró hoy a Efe que "el Gobierno ha movilizado todos los recursos para tratar de dar respuesta y ayudar a la población".

Una fuente de la compañía eléctrica de Nepal confirmó a Efe que ya se ha logrado restablecer el 75 % del suministro eléctrico y espera llegar al 85 % para el final de la tarde de este lunes.

Un millón de niños afectados

Cerca de un millón de niños se han visto afectados por el terremoto y han perdido sus casas, familias, escuelas o su modo de vida habitual y se necesita dar respuesta a sus necesidades y hacer que se cumplan sus derechos. Así lo ha asegurado la responsable de Programas de Cooperación de Unicef España, Blanca Carazo, que ha explicado que se estima que el terremoto tendrá consecuencias sobre 940.000 menores.

"En todas las catástrofes los niños son los más vulnerables, tienen el peor impacto" y más, como en este caso, al hablar de niños de familias "muy pobres" que ya están sometidos a "riesgos" de desnutrición, falta de agua y saneamiento e incluso de trata y de agresiones y violencia, ha afirmado.

"Un terremoto empeora aún más su situación y nos obliga —ha continuado— a redoblar los esfuerzos para responder a sus necesidades y a que sus derechos se cumplan".

Petición de ayuda

El Gobierno del país ha solicitado ayuda internacional
de todo tipo para poder dar respuesta a las necesidades de la población y afrontar las tareas de rescate.

Varios países han enviado ya su ayuda y la comunidad internacional se moviliza para hacer llegar toneladas de suministros y ayuda a la nación asiática.

El Gobierno español ha fletado un avión que previsiblemente volará hoy lunes con unas 30 toneladas de ayuda de emergencia para las víctimas del terremoto de Nepal.

El aparato, un Airbus de carga, saldrá del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas con material aportado por el Gobierno y las ONG Oxfam Intermón y Cruz Roja, según han indicado fuentes de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Aecid), dependiente del Ministerio de Exteriores.

La carga incluye material médico de emergencia y de cobijo (mantas, lonas, tiendas de campaña) y unidades de potabilización y transporte de agua para cubrir las necesidades básicas de la población, según han solicitado tanto el Gobierno nepalí como las agencias de la ONU que coordinan la respuesta humanitaria internacional.

Otros países como China y Corea del Sur van a enviar en las próximas equipos de rescate especializados en rescate.

Este es el terremoto de mayor intensidad en casi 80 años en el país del Himalaya y el peor que ha vivido la región en una década, desde que en 2005 un movimiento telúrico causara una tragedia de grandes proporciones en Cachemira, con un balance de más de 84.000 muertos.

Etiquetas