Público
Público

Óscar Arias propone un Gobierno de unidad y Micheletti lo rechaza

Estaría presidido por Zelaya pero integraría a algunos golpistas 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El futuro ha empezado a ensombrecerse para Roberto Micheletti, presidente de facto de Honduras, al tiempo que se aclara para quien fue elegido por los hondureños, el presidente Manuel Zelaya.

Minutos antes del mediodía, las ocho de la tarde en España, comenzó en San José de Costa Rica la segunda ronda del diálogo auspiciado por el presidente costarricense Óscar Arias entre los golpistas y los representantes de Zelaya. De estas conversaciones, que empezaron en la residencia de Arias con una hora de retraso, pero poco importó: el Gobierno de Roberto Micheletti rechazó un acuerdo inmediato para la reinstalación condicionada del depuesto gobernante, Manuel Zelaya, propuesta por el mandatario de Costa Rica, Oscar Arias.

La propuesta que Arias puso sobre la mesa incluye siete puntos, del que el primero es la devolución de su cargo a Zelaya, pero con condiciones y sólo hasta enero, informa Efe. La rehabilitación del presidente se haría en el marco de un Gobierno 'de reconciliación' integrado por representantes de 'todos los partidos políticos' y llevaría aparejada una amnistía política total.

El plan de Arias plantea anticipar las elecciones del 29 de noviembre al último domingo de octubre, así como adelantar la campaña electoral un mes.
La 'renuncia expresa' del mandatario depuesto a cualquier consulta popular no autorizada por la Constitución, es otro de los puntos de este plan que recoge la propuesta de que el Tribunal Supremo Electoral asuma el mando de las Fuerzas Armadas hondureñas un mes antes de las elecciones 'para garantizar su normalidad y transparencia'.

La última idea lanzada por Arias es 'una comisión de verificación compuesta por hondureños notables y miembros de organismos internacionales, en especial de la Organización de Estados Americanos (OEA) que vigilen el cumplimiento de estos  acuerdos y supervisen el correcto retorno al orden constitucional'.

Tras la propuesta queda por ver cómo reaccionan las partes. La delegación que representa al presidente constitucional, compuesta por miembros de la sociedad civil y de su Gobierno, había explicado previamente a Arias lo que definió como una 'verdadera salida democrática' que conllevaría la participación de todos los hondureños.
'Nosotros planteamos la reintegración del presidente Zelaya, con todas las potestades que le confiere el poder soberano del pueblo, y la convocatoria para realizar un diálogo nacional', informó a Público Salvador Zúñiga, miembro de la delegación zelayista, en representación del Frente Nacional Contra el Golpe de Estado.

Por su parte, los representantes del Ejecutivo de facto en las negociaciones, encabezados por su canciller, Carlos López Contreras, han dado indicios de mayor flexibilidad. El cambio de actitud ha llegado tras el anuncio de Micheletti, que afirmó estar dispuesto a renunciar al poder, siempre y cuando no volviera Zelaya.

Mientras Arias mediaba en esta crisis, varios centenares de costarricenses se agolparon en las cercanías de su residencia para pedir respeto a la democracia hondureña. 'El presidente Arias debe defender la democracia y exigir el reintegro de Zelaya', dijo a Público Jorge Conrado, dirigente de la Alianza Social Continental.