Público
Público

Público apoya la campaña de la ONU por los niños refugiados de Siria

UNRWA España se moviliza para poder proporcionar una ayuda fundamental a la población más vulnerable de la guerra, que ya ha dejado 6,8 millones de afectados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0



Las consecuencias de la guerra en Siria son devastadoras. Las dimensiones de la crisis humanitaria sin precedentes que sufre la población se pueden en medir en pocas cifras: más de 100.000 personas han muerto desde el inicio de los enfrentamientos, 6,8 millones de sirios se han visto afectados por la violencia y más de 1,9 millones de personas han huido a los países vecinos.

En agosto se alcanzó otro terrible dato: más de un millón de niños y niñas, la población más indefensa, se han convertido en refugiados. Naciones Unidas ha reconocido que es la emergencia más grave a la que se ha tenido que enfrentar.

Todas las agencias de la ONU se han movilizado para poder habilitar refugios temporales para los desplazados y refugiados y facilitarles los recursos materiales necesarios, como artículos de abrigo, cocina e higiene. 
Se están haciendo cada vez más necesarios los dirigidos a los más pequeños, que tienen necesidades muy específicas. Los bebés nacidos durante el conflicto en los campamentos de UNRWA, la Agencia de Naciones Unidas para los refugiados de Palestina, son, entre todos los damnificados, los más vulnerables.

Público se ha unido a la campaña del Comité Nacional de UNRWA en España para habilitar la distribución de paquetes de supervivencia. La participación de los lectores es fundamental. A través de esta página se puede participar en el proyecto y con el dinero recaudado se podrá comprar kits para bebés con mantas, pañales, clorhexidina -desinfectante apto para uso infantil-, toallas, entre otros materiales. 

La guerra ha dejado a la población en una situación de gran vulnerabilidad y pobreza. Con sólo 20 euros es posible proporcionar a un niño todas las vacunas que necesita para mantenerse sano. Con 100, una familia entera come durante un año. Los sirios han perdido sus hogares, medios de vida y empleos, además no tienen acceso a alimentos ni a artículos no alimentarios. La ayuda es vital.

Pincha aquí para participar en la campaña de UNRWA España