Publicado: 14.02.2014 15:16 |Actualizado: 14.02.2014 15:16

Renzi prepara ya el relevo en Italia tras la dimisión de Letta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El primer ministro de Italia, Enrico Letta, presentó este viernes, como había anunciado, su dimisión al Jefe del Estado, Giorgio Napolitano, después de que su formación, el Partido Domocrático (PD), le diese la espalda y exigiera un nuevo Ejecutivo para sacar al país del inmovilismo. Ahora la palabra la tiene Napolitano, quien abrió hoy mismo una ronda de consultas con los partidos representados en el Parlamento para buscar una solución a esta crisis de Gobierno.

El procedimiento es el mismo que siguió a la dimisión de Silvio Berlusconi en noviembre de 2011, y posteriormente de Mario Monti en diciembre de 2012, recordó la Jefatura del Estado. Pero esta vez la respuesta está ya escrita. El PD acudirá ante Napolitano con la solución: el líder de la formación progresista y alcalde de Florencia, Matteo Renzi, está dispuesto a liderar un Gobierno de coalición que agote la legislatura, prevista en 2018, y que realice las reformas necesarias y de impulso al país.

El ambicioso Renzi, como el mismo se definió, se propuso ayer durante la convención de su partido en primera persona para esta nueva fase, aceptando el "riesgo" de fracasar y acabar así con su futuro político, pero sobre todo por el bien del país y para sacarlo del "pantano".

Letta presentó su irrevocable dimisión tras presidir el Consejo de Ministros de hoy y brindar con el que hasta ahora fue su equipo, y sin una sola palabra polémica. "Voy a dimitir. Gracias a quien me ha ayudado", escribió Letta en su perfil de la red social Twitter antes de llegar al Quirinale sólo, conduciendo su propio coche, como aquel 28 de abril de 2013, cuando Napolitano le encargó formar un Ejecutivo que ha durado 300 días y que ha acabado abatido por "fuego amigo".

En el comunicado de la Jefatura del Estado se explica que Napolitano escuchará a todas las fuerzas políticas presentes en el Parlamento y a los presidentes de la Cámara de los Diputados "para buscar una salida a esta crisis en esta delicada fase económica que el país atraviesa y para afrontar lo antes posible el examen de la nueva ley electoral y otras reformas institucionales urgentes". La posibilidad de convocar elecciones es lejana y el mismo Napolitano aseguró que eran "tonterías" cuando los periodistas le preguntaron por esta hipótesis el pasado miércoles.

Todo indica que tras la ronda de consultas, que terminará mañana tras las reuniones de Napolitano con la delegación del PD y de Forza Italia de Silvio Berlusconi, el Jefe de Estado encargue a Renzi, de 39 años, formar un Gobierno. El nuevo Ejecutivo de coalición tendrá, como ya ocurrió con Letta, que superar un voto de confianza en el Parlamento. El Nuevo Centroderecha, el partido de Angelino Alfano, actual vicepresidente del Gobierno y que se escindió de la formación de Silvio Berlusconi, ha anunciado que apoyará al Gobierno de Renzi aunque con algunas condiciones, al igual que el grupo Elección Cívica.

La principal será contar con una importante representación en el Ejecutivo, que está ya diseñando Renzi y en la que se prevén que se confirmen algunas carteras como la de Exteriores, en manos de Emma Bonino, o la de Sanidad, de Beatrice Lorenzin. El primero en caer será el ministro de Economía, Fabrizio Saccomani, uno de los más criticados por Renzi. No contará sin embargo con el apoyo de Forza Italia de Silvio Berlusconi, quien hasta hoy ha guardado un silencio que romperá tras la reunión con Napolitano.

A las consultas con Napolitano, el Movimiento 5 Estrellas (M5S) anunció que no acudirá como protesta por cómo se está gestionando la crisis en el que supone otro nuevo pulso a las instituciones.