Público
Público

Tensión nuclear Seúl contempla permitir que Estados Unidos despliegue armas nucleares en su territorio

Seúl estudia "todas las opciones militares" para contrarrestar la creciente amenaza de su vecino del norte

Publicidad
Media: 3.67
Votos: 3
Comentarios:

El ministro de Defensa de Corea del Sur, Song Young-moo (derecha), se reúne con el almirante Scott Swift, comandante de la Flota estadounidense del Pacífico en Seúl. | EFE

La crisis nuclear en la península coreana sigue en pleno auge. Ante los ensayos nucleares de su vecino del norte, Corea del Sur anunció este martes que contempla permitir el despliegue en el país de armas nucleares de Estados Unidos, en respuesta a la sexta prueba atómica realizada por Corea del Norte hace dos días.

Corea del Sur estudia "todas las opciones militares" para contrarrestar la creciente amenaza armamentística del país vecino, señaló en rueda de prensa el portavoz de Defensa, Moon Sang-gyun, al ser preguntado por el posible envío de armamento atómico táctico de su aliado.

Moon, no obstante, señaló que el Gobierno mantiene su "principio de desnuclearización" y que por tanto su objetivo a largo plazo es lograr una península de Corea libre de armas nucleares, según las declaraciones recogidas por la agencia local Yonhap.

Estados Unidos retiró las armas nucleares que tenía desplegadas en territorio surcoreano a comienzos de la década de 1990, cuando Seúl y Corea firmaron un acuerdo para la desnuclearización de la península.

Seúl y Washington han destacado la necesidad de dar una respuesta militar contundente a la nueva provocación norcoreana, y además de realizar maniobras con fuego real durante esta semana, planean el envío a aguas próximas al país asiático de portaaviones estadounidenses de propulsión nuclear.

Corea del Norte ejecutó el domingo sexto ensayo atómico y el más potente hasta la fecha, con un artefacto termonuclear que según Pyongyang se puede instalar en uno de sus proyectiles balísticos intercontinentales, lo que supondría que el país tiene capacidad de llevar a cabo un ataque nuclear sobre Estados Unidos.

Merkel y Trump abogan por duras sanciones

Mientras en Corea la tensión crece, los líderes mundiales siguen trabajando la vía diplomática. Ayer, lunes, la canciller alemana, Angela Merkel, hablópor teléfono con el presidente estadounidense, Donald Trump, y ambos abogaron por que el Consejo de Seguridad de la ONU acuerde con urgencia nuevas y más severas sanciones contra Corea del Norte tras su sexto ensayo nuclear, informó el Gobierno de Berlín.

En un comunicado, el Ejecutivo germano explicó que Merkel garantizó a Trump que Alemania defenderá en la Unión Europea la aprobación también de sanciones adicionales, con el objetivo de "disuadir a Corea del Norte de sus violaciones del derecho internacional y alcanzar una solución pacífica al conflicto".

La canciller y el presidente estadounidense, añadió el gabinete alemán, coincidieron en la necesidad de que la comunidad internacional aumente su presión sobre el régimen de Pyongyang.

Durante el debate electoral televisado ayer en Alemania frente el candidato socialdemócrata para las elecciones del 24 de septiembre, Martin Schulz, Merkel se comprometió a hacer todo lo que esté en su mano para convencer a Trump de que se necesita una "solución pacífica y diplomática" a la crisis norcoreana.