Publicado: 13.04.2014 08:44 |Actualizado: 13.04.2014 08:44

Ucrania lanza una "operación antiterrorista" en Slaviansk

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un oficial de los servicios de seguridad ucranianos habría muerto y otros cinco habrían resultado heridos durante la "operación antiterrorista" emprendida por el nuevo Gobierno de Kiev contra los grupos prorrusos armados que tomaron este sábado dos sedes de las fuerzas de seguridad ucranianas en Slaviansk (este del país, aquí en directo desde Donetsk), según ha informado el ministro del Interior de Ucrania, Arsen Avakov en su página de Facebook.

Sin embargo, minutos después Avakov ha borrado este mensaje de su perfil en la red social, por lo que la autenticidad de esta información no parece clara. Según publicaba el ministro, entre los heridos se encuentra un jefe de la sección táctica de asalto del contingente, que según la agencia ucraniana Ukrinform comprende a la mayoría de las fuerzas destinadas en el oeste de Ucrania. Además, Kiev tendría constancia de que un número "todavía no identificado" de combatientes prorrusos han muerto o han resultado heridos en el transcurso de esta operación, según el ministro.

Por su parte, un manifestante prorruso ha muerto en los enfrentamientos contra las tropas ucranianas, según la agencia de noticias rusa RIA.  "Otros dos de los nuestros han sido heridos", asegura el separatista Nikolai Solntsev a la agencia.

Los primeros incidentes han tenido lugar en un puesto de control de carretera instalado por los simpatizantes prorrusos que han abierto fuego, según fuentes de Inteligencia no identificadas por medios ucranianos, contra las fuerzas de seguridad que se aproximaban a la zona.

El balance provisional es de un muerto y cinco heridos entre las tropas de Kiev y otro fallecido y dos heridos del lado prorruso

Según Avakov,  que también ha borrado esta información de su perfil, los combatientes han comenzado a protegerse con un escudo humano formado por civiles. A mediodía, Reuters cifraba en un millar el número de personas que prestaban apoyo a los prorrusos, siempre según el perfil del titular de Interior en la red social. 

Por su parte, los medios locales aseguran que los prorrusos han tomado también la sede del gobierno en Mariupol, otra ciudad del este ucraniano. De hecho, según el Priazovsky Worker,  cerca de 1.000 personas seguían a los prorrusos, manifestándose a favor de la creación de una república separada en el este del país.

La Policía no ha intentado pararlos, por lo que han entrado en las oficinas, retirado la bandera ucraniana y construido barricadas alrededor del edificio, asegura el diario local.

La OTAN ha informado de la presencia en el este de Ucrania de combatientes pertrechados con armas rusas y uniformes idénticos aunque sin insignias- como llevaban las tropas de Moscú cuando alcanzaron Crimea. A primera hora de la tarde, la tensión continúa creciendo en la región, mientras Kiev señala al Kremlim como responsable de los enfrentamientos y Moscú avisa que protegerá las regiones de rusohablantes si son atacadas.

Un número indeterminado de personas resultaron heridas este domingo en la ciudad suroriental ucraniana de Járkov, al enfrentarse partidarios de la unidad del país con separatistas prorrusos después de dos manifestaciones opuestas.

Según informan medios locales, los ucranianos defensores del Gobierno de Kiev celebraron una concentración con pancartas de "No al separatismo", mientras los prorrusos hacían lo propio en otra manifestación con lemas de "El fascismo no pasará".

Kiev señala al Kremlim como responsable de los enfrentamientos y Moscú avisa que protegerá las regiones de rusohablantes si son atacadas.  Cuando los partidarios del Euromaidán (como se denomina a los partidarios del Gobierno central ucraniano) comenzaban a disolverse, varios cientos de jóvenes prorrusos comenzaron a atacarles desde distintas direcciones.

De acuerdo a testigos, un cordón policial trató de separar ambos grupos, pero los prorrusos lograron alcanzar a los ucranianos favorables a la unidad del país. "A la gente que trataba de ocultarse en el metro, la alcanzaron y la golpearon, al menos hay tres heridos", señalaron testigos citados por Ukrainskaya Pravda.

Según el corresponsal del diario Glavnoe, pudieron escucharse disparos, y hay "heridos de ambos lados".

"Avisad a los civiles que abandonen el centro de la ciudad, que no salgan de sus pisos y no se acerquen a las ventanas. Los separatistas, sin decir palabra, abrieron fuego contra efectivos de las fuerza especiales, escribió Avákov en su página de Facebook, en otro mensaje recogido por varios medios de comunicación internacionales que también ha sido borrado.

Varios medios han informado que es posible escuchar tiros en la ciudad,  y la agencia oficial rusa RIA-Nóvosti asegura que algunos helicópteros sobrevuelan Slaviansk.

Arsén Avákov, anunciaba a primera hora de este domingo el comienzo de una "operación antiterrorista" en la ciudad de Slaviansk, en el sureste del país, donde el sábado grupos armados prorrusos tomaron la comisaría de Policía e izaron la bandera rusa en el Ayuntamiento, con la connivencia de la alcaldesa.

"La operación la dirige el Servicio de Seguridad de Ucrania", escribió Avákov en su página de Facebook. Agregó que en la operación antiterrorista participan unidades de todas las ramas de las Fuerzas Armadas del país.

El anuncio de Avákov se produce tras la reunión de urgencia que mantuvo durante la noche del sábado el Consejo de Defensa y Seguridad Nacional de Ucrania para hacer frente a la crisis en las regiones surorientales del país, de mayoría rusoparlante.

Según Kiev, las ocupaciones pretenden frustrar la reunión entre Ucrania, Rusia, EEUU y la UE para tratar la crisis ucraniana

La situación es especialmente grave en la región de Donetsk, a la que pertenece administrativamente la ciudad de Slaviansk, de casi 120.000 habitantes.

En la capital regional, la ciudad de Donetsk, grupos armados prorrusos, que desde hace una semana tienen en su poder la sede del Gobierno regional, tomaron el sábado las dependencias del Departamento Regional del Ministerio del Interior, además de dos comisarías de la zona.

El ministro de Asuntos Exteriores de Ucrania, Andréi Deschitsa, ha exigido a su homólogo ruso, Serguéi Lavrov, que Moscú ponga fin a las provocaciones de quienes considera sus agentes en las regiones orientales ucranianas.

Según Kiev, estas provocaciones tiene como objetivo frustrar la reunión que tienen previsto celebrar en Ginebra los jefes de las diplomacias de Ucrania, Rusia, la Unión Europea y Estados Unidos para tratar la crisis ucraniana.

El secretario de Estado de EEUU, John Kerry, advirtió el sábado a Moscú de que habrá "consecuencias adicionales" si Rusia no actúa para rebajar la tensión en el este de Ucrania.

En una conversación telefónica con Lavrov, Kerry expresó su "gran preocupación" de que los ataques de militantes armados en el este de Ucrania estuvieran "orquestados y sincronizados, de forma similar a ataques anteriores en el este de Ucrania y en Crimea", indicó un fuente del Departamento de Estado.

La OTAN dice que "un más profundo aislamiento internacional de Rusia "hará nuestro mundo más peligroso e impredecible"

A las amenazas de EEUU se unen este domingo la OTAN y Francia. Mientras que el Gobierno galo se muestra partidario de imponer nuevas sanciones a Rusia si persiste la escalada militar, el secretario general de la Organización del Tratado del Atlántico Norte, Anders Fogh Rasmussen, acusa a Rusia de "hablar y comportarse como un adversario" en la crisis deUcrania.

En una columna de opinión publicada en el diario danés Politiken critica que haya "decenas de miles de tropas rusas preparadas para el combate junto a la frontera de Ucrania" y la "guerra propagandística" que esta llevando a cabo Moscú, "del tipo que no habíamos visto desde el final de la Guerra Fría".

"Rusia afronta una elección: dejar de culpar a los demás por sus propias acciones, retirar sus tropas, regresar a sus obligaciones internacionales y comenzar a reconstruir la confianza" o "un más profundo aislamiento internacional".

Esta segunda opción "no va en interés de nadie y sólo hará nuestro mundo más peligroso e impredecible", agregó el secretario general de la OTAN.