Publicado: 15.04.2015 22:55 |Actualizado: 15.04.2015 23:09

Venezuela revisará de forma "exhaustiva" las relaciones con España

El Gobierno venezolano prepara medidas de tipo "político, económico, social, popular, diplomático y mediático"

Publicidad
Media: 3.40
Votos: 5
Comentarios:
El presidente venezolano, Nicolás Maduro, participa en los actos conmemorativos del golpe de Estado de hace 13 años contra Hugo Chávez. - EFE

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, participa en los actos conmemorativos del golpe de Estado de hace 13 años contra Hugo Chávez. - EFE

CARACAS.- El Gobierno venezolano realizará una revisión "exhaustiva" de las relaciones con España, aseguró hoy la canciller, Delcy Rodríguez, después de reunirse en la sede del ministerio de Relaciones Exteriores en Caracas con el embajador español, Antonio Pérez-Hernández y Torra.

"Estamos siguiendo instrucciones del presidente (Nicolás) Maduro haciendo una revisión exhaustiva de las relaciones entre España y Venezuela", dijo Rodríguez al término de la reunión con el diplomático al que convocaron a la sede de la Cancillería.

Rodríguez dijo que "pronto hará saber cuáles son las medidas" que el Gobierno venezolano tomará en sus relaciones con España tal como anunció anoche el jefe de Estado de Venezuela que serían, según dijo, de carácter político, económico, social, popular, diplomático y mediático.

"Enviamos un saludo a España y al pueblo español, pero no podemos permitir que hasta el ministro de Asuntos sin Importancia venga a pronunciarse sobre Venezuela", afirmó Rodríguez, quien dijo que expusieron al embajador español "una por una todas las declaraciones injerencistas" realizadas desde España "contra Venezuela".

La canciller insistió en que las autoridades españolas "deben ceñirse al estricto apego al derecho internacional" y dijo que pidió al diplomático español que llevase ese mensaje a su gobierno.



Maduro criticó anoche que el Congreso de los Diputados aprobara una resolución en la que se pide al Gobierno de Mariano Rajoy que lleve a cabo todas las iniciativas necesarias ante las autoridades de Venezuela y la comunidad internacional para la liberación "inmediata" de líderes opositores venezolanos presos, a pesar de estar acusados de promover hechos violentos que ocasionaron 43 muertos en las protestas de 2014 en el país latinoamericano.

En este sentido, el gobernante venezolano dijo que había ordenado a la canciller y al consejo de vicepresidentes de Gobierno que analice la agresión de la que, aseguró, son víctimas los venezolanos "por parte de las elites corruptas y corrompidas de España".

"Venezuela no se va a dejar agredir por las Cortes de España y mil Cortes que vengan de Madrid, así lo anuncio y estoy preparado para dar la batalla contra Madrid; si nos buscan nos encuentran. Ya nos encontraron, pues se acabó", dijo ayer.

Maduro también señaló que quiere tener "buenas relaciones con toda España" y con quienes allí gobiernan, pero que no tolerará "abusos, desprecios y racismo" al tiempo que aseveró que Mariano Rajoy "tiene racismo histórico, racismo social".

Por su parte, el Ministerio de Exteriores español convocó al embajador de Venezuela en Madrid, Mario Isea, para trasladar el malestar y rechazo del Gobierno de Rajoy por las declaraciones de Maduro.

Tras la reunión, el Ejecutivo español emitió un comunicado en el que calificó de "intolerables" las "declaraciones, insultos y amenazas" por parte del presidente venezolano y aseguró que este tipo de comentarios "no contribuyen a un mínimo entendimiento" entre los dos gobiernos.