Público
Público

Violencia machista Perú declara "de interés nacional" la lucha contra la violencia hacia mujeres tras el asesinato de Eyvi Ágreda

Ágreda, de 22 años, murió este viernes tras ser sometida a múltiples operaciones después de que el 24 de abril un hombre que la acosaba la rociara con combustible y le prendiera fuego mientras viajaba en un ómnibus en Lima.

Publicidad
Media: 5
Votos: 2

Manifestación feminista en protesta por el asesinato de Eyvi Ágreda en Lima. REUTERS

El presidente de Perú, Martín Vizcarra, dispuso declarar "de interés nacional y prioridad del Estado" la lucha contra la violencia hacia las mujeres y anunció que se constituirá una comisión de emergencia para hacer frente a ese problema.

Vizcarra emitió hoy un pronunciamiento escrito en el que remarcó que ha tomado esta decisión tras la muerte, este viernes, de la joven Eyvi Ágreda, quien el pasado mes de abril fue quemada en un ómnibus por un hombre que la acosaba.

"El feminicidio de Eyvi nos debe llevar a la convicción profunda de que estos hechos no deben volver a suceder, para lo cual es necesario el cambio de patrones culturales que justifican estas situaciones. La violencia contra las mujeres no tiene justificación", remarcó el gobernante.

Comisión de emergencia

En su pronunciamiento, que fue difundido por la Presidencia de Perú, Vizcarra precisó que la Comisión de Emergencia será presidida por el primer ministro e integrada por los ministros y ministras de los sectores involucrados en este tema.

Además, participarán los máximos representantes del Ministerio Público y el Poder Judicial, y miembros de instituciones y organizaciones de la sociedad civil que trabajen la problemática de la violencia contra la mujer.

"Dicha comisión tendrá como objetivo la elaboración de un plan de trabajo para la implementación de una Política Pública que brinde protección, prevención y atención en casos de violencia hacia las mujeres, asignándosele los recursos necesarios", remarcó.

Vizcarra también anunció que se declarará "en alerta permanente" las comisarías de todo el país para que puedan "recibir denuncias y aplicar las medidas de protección correspondientes en salvaguarda de la vida e integridad de las mujeres".

Involucrar a los varones

El gobernante anunció, además, la creación de un programa denominado "Hombres por la igualdad" que buscará "involucrar y garantizar que todos los varones del país accedan a información necesaria que les permita desarrollar relaciones respetuosas e igualitarias con las mujeres".

Dijo que también ha solicitado al Congreso la delegación de facultades para legislar en materia de lucha contra la violencia hacia las mujeres, lo que incluirá una propuesta normativa para sancionar el acoso en espacios públicos y privados.

Señaló que ese es, actualmente, un "vacío legal que ha permitido que ocurran casos como el de Eyvi, siendo necesaria su aprobación en el más corto plazo".

"Convencidos de que estas medidas ayudarán a la lucha frontal contra la violencia hacia las mujeres, por todo lo antes mencionado, no abandonaremos nuestro trabajo de prevención de la violencia en las escuelas y hogares involucrando a toda la comunidad educativa", remarcó.

Vizcarra llamó, finalmente, a toda la ciudadanía "sin distinción de ningún tipo" para enfrentar "este problema que afecta gravemente a las mujeres de nuestro país".

Quemada viva

Ágreda, de 22 años, murió este viernes tras ser sometida a múltiples operaciones después de que el 24 de abril un hombre que la acosaba la rociara con combustible y le prendiera fuego mientras viajaba en un ómnibus de transporte público en el distrito limeño de Miraflores.

La Fiscalía denunció al agresor, Carlos Javier Hualpa, de 37 años, por el delito de intento agravado de feminicidio, cuya pena oscila entre los 15 y 25 años de cárcel, de acuerdo con los agravantes.

También consideró que cometió los delitos de lesiones graves y peligro común en agravio de los demás pasajeros del ómnibus, pues nueve de ellos sufrieron quemaduras y lesiones, lo que puede determinar, en conjunto, una sentencia a 30 años de cárcel.

Sin embargo, juristas y autoridades indicaron que el hombre ahora deberá ser juzgado por feminicidio y recibir la pena máxima de 35 años de prisión que la ley establece para ese delito.