Publicado: 21.04.2015 21:30 |Actualizado: 21.04.2015 23:37

Ciudadanos promete recaudar 20.000 millones con la lucha contra el fraude fiscal

Albert Rivera arremete contra PP y PSOE por no haber tomado medidas que evitaran "castigar a los defraudadores" mientras se premiaba a los evasores con la amnistía.

Publicidad
Media: 3
Votos: 1
Comentarios:
El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, durante la presentación del tercer eje de su programa económico, esta noche en el Teatro Goya de Madrid.- EFE

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, durante la presentación del tercer eje de su programa económico, esta noche en el Teatro Goya de Madrid.- EFE

MADRID.- Castigar a quienes defraudan para poder premiar a quienes cumplen. Con esa premisa ha presentado hoy Albert Rivera la tercera parte del programa económico de Ciudadanos. Un programa que incluyen medidas de lucha contra el fraude fiscal -además de una reforma integral del sistema impositivo- con las que pretende recaudar hasta 20.000 millones de euros. 

Entre dichas medidas se incluirían desde reforzar el delito fiscal penal, hasta aumentar la plantilla de los inspectores de Hacienda pasando por facilitar el uso de las tarjetas de crédito para tener un mayor control sobre las operaciones. 



Rivera, que estuvo acompañado en el escenario por sus economistas de cabecera, Luis Garicano y Francisco de la Torre, aprovechó su presentación para arremeter contra PP y PSOE por no haber tomado medidas "obvias" contra el fraude. "Para beneficiar a defraudadores ya está Rajoy, y para cambiar de idea cada cuarto de hora ya estaba Zapatero", sentenció entre los aplausos de las más de 600 personas que una vez más abarrotaron el Teatro Goya de Madrid. 

Frente al presidente del Gobierno y su antecesor, así como a quienes "no tienen propuestas, ni un proyecto para España sino sólo un cabreo" -espetó Rivera, en clara alusión a Podemos-, el líder de la formación naranja se vendió como una alternativa que tratará a los votantes como "mayores de edad", explicando "al milímetro" qué harán cuándo gobiernen, cómo y cuánto costará.

Así, ha estimado "hasta el último céntimo" del coste de sus medidas para "recuperar la clase media" con la bajada de impuestos (tanto IRPF como IVA) en 7.000 millones de euros, totalmente sufragables, dijo, con esos 20.000 que pretende conseguir con la lucha contra el fraude. Y promete cumplir "punto por punto" con lo adelantado hasta el momento. "No queremos decir una cosa y hacer la contraria, como Rajoy ahora y Zapatero en su segunda legislatura", subrayó. 

"Hemos venido a gestionar el dinero de los españoles igual o mejor que si fuera nuestro propio dinero. Nuestro objetivo es reconstruir la clase media para que protagonice otra vez el milagro español, un milagro fundamentado en una economía productiva y no en el abaratamiento de los salarios", mitineó. "Y para ello es necesario reformar de arriba a abajo muchas cosas que otros partidos no han querido reformar", agregó. 

De la Torre: "Es imprescindible que la Agencia Tributaria colabore con la Justicia, pero no en función de los intereses políticos"

Aunque fue De la Torre el encargado de desgranar buena parte de esas cosas a reformar.  Insistiendo en que "lo que más ataca la equidad son aquellos que no cumplen con sus obligaciones tributarias" y recordando que "se dejan de recaudar, por fraude, más de 80.000 millones de euros", el ex secretario general de la Organización Profesional de Inspectores de Hacienda enumeró las medidas a tomar para evitarlo.

Simplificar la contabilidad de las pymes incluyéndolas en el impuesto de sociedades, que se quedaría en un tipo único del 20% y que permitiría recaudar otros 4.5oo millones de euros; vigilar las Sicavs desde la Agencia Tributaria y no desde la Comisión Nacional del Mercado de Valores como hasta ahora, recortar las deducciones de las grandes sociedades y romper los acuerdos con aquellos paraísos fiscales que se nieguen a intercambiar información sobre defraudadores son algunas de ellas. 

Del mismo modo, Ciudadanos propone que los bancos tengan que informar sobre las operaciones que los clientes realicen ("quien se lleva el dinero a paraísos fiscales no se lo lleva en maletines", ejemplificó De la Torre", sancionar a los que no colaboren, así como negociar con las entidades bancarias para que tengan menos comisiones por el cobro con tarjeta de crédito. La finalidad de esta última cuestión es reforzar el "derecho" a que se pueda pagar cualquier importe superior a 10 euros con tarjeta de crédito porque esas operaciones dejan rastro y las que se realizan en efectivo, no.

Como ya había anunciado previamente Rivera en una entrevista en televisión, Ciudadanos propone también elevar del 3 a al 10% el gravamen para aquellos que se acogieron a la amnistía fiscal de Rajoy. "La amnistía no nos gusta, pero al menos que se aplique la ley" tal y como estaba en un principio, exigió De la Torre entre los aplausos del público. La lucha contra el "software de doble uso" que permite hacer contabilidades en B, contra las facturas falsas "demasiado comunes", establecer sanciones penales y administrativas más duras y obligar a los delincuentes a pagar lo que han defraudado completaron el catálogo económico del día en lo que a fraude fiscal se refiere. "Hay 6.000 millones de euros pendientes de cobro en cuotas enviadas a delito fiscal; si no metes en la cárcel a alquien que ha defraudado y encima no le cobras, la amenaza del delito queda sin sentido", defendió el inspector de Hacienda. 

En Hacienda hay 51.000 millones de euros pendientes de cobro, según C's

De otro lado, explicó que existen otros 51.000 millones de euros pendientes de cobro y recordó que  "por cada euro invertido en Hacienda se obtienen 8 de recaudación". Por ello, abogó por reforzar los medios de la Agencia Tributaria tanto para recaudar como para exigir las cantidades pendientes a los morosos.  Asimismo, exigió más "transparencia" en la Administración, así como más "imparcialidad". "Es imprescindible que la Agencia Tributaria colabore con la Justicia, pero no en función de los intereses políticos", zanjó. 

Y concluyó que todas las propuestas de los naranjas son "obvias", "de perogrullo". "Pero la cuestión no es decirlas, sino hacerlas", agregó, siguiendo la línea de Rivera, que envió un saludo al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, afeándole que comente siempre sus reformas pero no haga ninguna. 

En la misma línea se presentó también Garicano, que admitió que su reforma del sistema impositivo -en la que pretenden bajar los tipos de IRPF, los tipos generales de IVA, el impuesto de sociedades y el de sucesiones "costará dinero" pero se logrará, dijo, con "las reformas estructurales del gasto que tiene que ver con cortar las redes clienterales, la lucha contra el fraude y la reducción de la administración". "Esto ya está oído -reconoció- pero otros no lo han hecho porque no han querido", repitió el mensaje de Rivera y De la Torre. 

Ciudadanos obligará a los oligopolios a vender parte de su red a operadores extranjeros para que haya más competencia en el mecado de la gasolina

El economista explicó que Ciudadanos pretende igualar el impuesto de sucesiones en todas las comunidades y que "en ninguna región la clase media se enfrente a este impuesto". Además, abogan por terminar con el poder de los "oligopolios" a quienes obligarán a vender parte de su red a operadores extranjeros con el fin de que exista más competencia en el mercado de la gasolina y mejorar así la fiscalidad de los hidrocarburos.

En cuanto al adelgazamiento de la Administración pública como método para ahorrar otros 5.000 millones de euros -una propuesta también histórica de la formación con quienes estuvieron a punto de pactar aunque no fraguó (UPyD)-, C's reducirá gastos eliminando las diputaciones y fusionando los ayuntamientos de las poblaciones de menos de 5.000 habitantes. Con ello "podrán guardar su alcalde, pero se prestarán servicios comunes", especificó Garicano. También fusionarán la Inspección de Trabajo y la de Hacienda para incrementar la eficiencia de ambas con el cruce de datos.