Público
Público

crisis diplomática Zapatero garantiza "elecciones en paz" en Venezuela

El expresidente asegura que "de lo contrario, no participaría" como acompañante internacional de los comicios que se celebrarán el 20 de mayo para elegir al jefe de la República, legisladores regionales y municipales.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero.- EFE

El expresidente José Luis Rodríguez Zapatero propone construir un gran acuerdo político en Venezuela después de las elecciones del 20 de mayo, en las que se escogerá al presidente de la República y los miembros de los consejos legislativos estatales y municipales. En declaraciones el pasado domingo a un canal privado de televisión en Caracas, Zapatero ha asegurado que va a Venezuela "a ayudar, no a hacer injerencia. No vengo a poner el dedo o a señalar los defectos de este país o de unos líderes. Mi tarea es intentar buscar consensos y acuerdos".

El exsecretario general del PSOE ha subrayado que su "tarea fundamental" en todos estos meses de una treintena de desplazamientos entre España y Venezuela ha sido la de "promover un diálogo entre el Gobierno y la oposición" y ha reconocido que ha habido momentos, tras varios intentos, "en los que hemos estado cerca de un acuerdo".

Y ésa es, según el expresidente, la necesidad política primera de Venezuela: "Un gran acuerdo que ojalá se pueda construir después del 20 de mayo para renovar y reformar en política, en lo económico y en lo social". Y para lograrlo, Zapatero se comprometió a trabajar con todos los líderes políticos de Venezuela. "Yo sé que si hago esa tarea -argumentó-, seré garante de que el proceso electoral el 20 mayo reúna los requisitos básicos de una democracia, porque si no yo no estaría participando en esta tarea". Las elecciones son la prioridad para el mediador español, aunque "una parte de la oposición no está de acuerdo. Va a haber un proceso electoral en paz, y eso es lo importante".

Crisis económica y social

El expresidente del Gobierno se refirió también a la crisis económica y social que atraviesa Venezuela y se mostró esperanzado en que sea precisamente ese "gran acuerdo" el que ponga en marcha la recuperación, porque "la capacidad de Venezuela es rápida y grande" si se logra tener "la posibilidad y momento" de abordarla.

En el caso de Venezuela, subrayó también, el diálogo puede conducir a resolver en menos tiempo la actual coyuntura, dado que el país "tiene capacidad para plantear un plan de estabilización" por sus reservas petroleras. "Los problemas económicos y sociales de Venezuela deben ser la gran prioridad para las familias", afirmó. "Algo bueno hay siempre en la oposición y algo bueno hay en el Gobierno y algo muy bueno hay en el conjunto del pueblo venezolano que merece, que tiene el derecho a que sus representantes políticos se pongan de acuerdo", insistió Zapatero.

El papel de la oposición

El expresidente señaló que el Acuerdo de Convivencia Pacífica que se discutió en febrero en República Dominicana no se concretó por las trabas que puso Julio Borges, jefe de la delegación opositora en la mesa de diálogo. Zapatero tenía "la convicción" de que el de Dominicana "era un acuerdo bueno, porque nos ponía sobre todo en un horizonte de unas elecciones democráticas a la Presidencia", por lo que le sorprendió el rechazo de Borges. "Cuenta con mi respeto, pero él sabe que habíamos llegado allí prácticamente a la cima", agregó.

El exmantadario español indicó que la oposición, con cuyos varios de sus dirigentes posee "una comunicación bastante frecuente ", tiene que convertirse en una alternativa de gobierno y dar un mensaje de esperanza. "Casi nada en la vida es de un color o de otro", advirtió, porque "la democracia está del lado de todos y cada uno tenemos que aportar nuestra visión respetando la visión de los demás". 

Zapatero aprovechó también para dar un mensaje a los extranjeros que viven en Venezuela, a los que aconsejó no dar lecciones sobre cómo son otros países, sino ayudar al país en el que viven o visitan. “España pasó épocas muy difíciles y Venezuela ayudó a España -recordó- y yo modestamente, como español y país hermano, si puedo ayudar algo a Venezuela, lo hago con satisfacción; es casi mi segundo país después de estos últimos años”.