Publicado: 09.09.2013 12:37 |Actualizado: 09.09.2013 12:37

De Franco a Botella, los 10 momentos más ridículos con el inglés

Botella, Rajoy, Zapatero y Aznar, entre otros, han protagonizado momentos embarazosos debido a su desconocimiento del idioma

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los políticos españoles y los idiomas son dos conceptos que tradicionalmente no se han llevado demasiado bien. En nuestros tímpanos aún resuenan momentos como los protagonizados por Rajoy, Aznar o Zapatero. Del "It's very difficult todo esto" al "estamos trabajando en ello". En el apartado de pronunciaciones destacan Botín y Franco. Estos son los momentos más embarazosos que han vivido nuestros políticos debido a sus problemas con los idiomas:

Botella tuvo varios momentos estelares durante su visita a Buenos Aires. El primero de ellos fue durante la rueda de prensa del Comité Olímpico Español, en la que primero no entendió una pregunta que le realizaron en inglés, optando por quitarse los auriculares con la traducción. Luego, cuando le preguntaron en español, se los puso. Todo un espectáculo:



El segundo de los momentos para Botella fue durante su intervención ante los miembros del COI. Su "relaxing cup of café con leche" quedará para la posteridad.



El ridículo quizás se podía haber evitar si alguien le hubiera advertido a tiempo que lo suyo no eran los idiomas




El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, también ha tenido sus problemillas con el inglés. Las tres horas semanales que el presidente dedica al inglés no han dado los frutos que hubiera deseado.  Durante una cumbre presupuestaria celebrada en Bruselas, Rajoy se sirvió del spanglish para hablar con el presidente británico David Cameron y le dijo: "It's very difficult todo esto". Tras esto, el presidente espetó una frase en francés al mandatario galo, François Hollande, que sí completó con éxito, y pasó directamente al español cuando departió con el primer ministro italiano, Mario Monti.



No era la primera vez que el inglés le complica la vida a Rajoy, que ya advirtió antes de llegar a la presidencia de que su nivel en este idioma era nulo, ya que en su generación, se defendía, se estudiaba francés.

 

La batalla de los dirigentes españoles contra los idiomas no es exlusiva de Rajoy. El ex presidente José María Aznar protagonizó una escena memorable en el momento en que, tras reunirse con su homólogo estadounidense, George W. Bush, compareció con acentro texano incluso cuando hablaba en español.

 

José Luis Rodríguez Zapatero tampoco fue una excepción.  Lo demuestra este vídeo, cuando una periodista le pregunta si podía relatar en inglés cómo habían ido unas negociaciones con el entonces presidente británico Tony Blair. "Gracias, hablo en español", fue su única respuesta.

En otro vídeo, Zapatero intenta explicar en inglés la afición del ex presidente Felipe González por los bonsais, aunque con dudoso éxito.


No sólo los presidentes del Gobierno. También en el sector bancario encontramos este tipo de deficiencias, como es el caso de Emilio Botín, presidente del Banco Santander


Y, si el reloj corre aún más hacia atrás, antes de este último periodo democrático, se puede comprobar que hay ciertas cosas que parece que nunca cambian.