Publicado: 10.05.2015 17:53 |Actualizado: 10.05.2015 17:53

Garzón: "La unidad popular se lleva en la sangre y en el ADN" 

El candidato de IU a la presidencia del Ejecutivo señala que ésta debe ser "un instrumento útil, sincero y coherente para echar al PP de todos los Gobiernos".

Publicidad
Media: 5
Votos: 11
Comentarios:
El candidato de IU a la presidencia del Ejecutivo, Alberto Garzón, durante su intrevención en un acto en Murcia./ EFE-Javier Carrión

El candidato de IU a la presidencia del Ejecutivo, Alberto Garzón, durante su intrevención en un acto en Murcia./ EFE-Javier Carrión

MURCIA.- El candidato de IU a la presidencia del Ejecutivo, Alberto Garzón, ha dicho hoy que "la unidad popular no es, como algunos sujetos políticos la están usando, una marca electoral para ganar votos, sino un principio básico de acción y un instrumento útil, sincero y coherente para echar al PP de todos los Gobiernos".

En un acto junto al candidato de Ganar la Región de Murcia a la presidencia de esa comunidad, José Antonio Pujante, Garzón ha triunfado su discurso de críticas explícitas al PP y al PSOE , sobre todo hacia el partido del Gobierno, y también ha hecho referencias implícitas a Podemos.

"Denunciamos la hipocresía de quienes la usan simplemente para ganar votos, pues la unidad popular se lleva en la sangre y el ADN, se lucha en las calles y en los conflictos laborales, no es un instrumento de 'marketing' electoral, y aquellos que anteponen sus intereses electorales a los del pueblo, que sepan que, tarde o temprano, ese mismo pueblo los penalizará", ha advertido sin citar a los de Pablo Iglesias.



En otro momento de su intervención ha señalado que los principios y valores de la izquierda son "irrenunciables e innegociables" y que IU "no va a cambiar su discurso para obtener un puñado de votos" y va a llevar "la verdad por bandera" diciendo que es "izquierdista, republicana, ecologista, feminista y anticapitalista".

"Somos gente y estamos con la gente, no somos una clase política, porque ese concepto es falso y engañoso, no existe como tal como un conjunto homogéneo, sino que hay políticos de distintas clases sociales y que representan a unos u otros intereses, que atienden y defienden a la oligarquía política y económica o a los intereses de la gente, como es nuestro caso dentro y fuera de las instituciones, en las mareas, en las calles, parando desahucios", ha comentado.

Las andanadas al "corrupto" PP, "con una estructura absolutamente podrida" en cuyo vértice "para saquear el país" ha situado al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se han combinado con esporádicos ataques al PSOE, pues "todavía queda mucho por salir de las cloacas del sistema" que ambos partidos "han apuntalado".

También ha arremetido contra la hipocresía del partido en el Gobierno, que envía al ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo, a la celebración del 70 aniversario de la liberación del campo de concentración austríaco de Mauthausen, mientras en España "no hace más que insultar a las víctimas" del franquismo, que quieren "que se sepa toda la verdad y sacar de las cunetas a sus muertos, que lucharon por la libertad".

"Renegamos del sistema capitalista, que tiene hambre de personas, a las que trata como hámsteres en una rueda, de beneficios, de recursos naturales, y nunca se sacia"

A este respecto, ha recordado que fue la bandera republicana española la primera que entró en París para librar a Francia de los nazis, pero "desde las élites políticas y económicas y sus medios de propaganda se piensa por los demás, se pretende que se olvide, que no se estudie la propia historia", por lo que ha exhortado a mantener muy vivo el espíritu crítico y a estar "siempre alerta".

Tras citar a Marx y Engels, ha dicho que ya no se volverá al estado de cosas anterior a la crisis, por lo que hay que decidir hacia dónde se cambia, pues "están en juego no solo las próximas elecciones, sino también las generaciones venideras, a las que se empuja a vivir a salto de mata, en un régimen de semiesclavitud".

En su opinión, "la izquierda siempre se ha caracterizado por huir de la ignorancia y combatirla sin pensar en el rédito electoral", de lo que ha puesto como ejemplo la "caricaturización" que se hizo de IU cuando quien era entonces su coordinador general, Julio Anguita, se opuso a la Unión Europea que proponía el tratado de Maastricht.

"Participamos en las elecciones, pero renegamos del sistema capitalista, que tiene hambre de personas, a las que trata como hámsteres en una rueda, de beneficios, de recursos naturales, y nunca se sacia", ha concluido.

Por ello, ha apostado por que sea la economía la que "esté esclavizada a las personas", y no viceversa, lo que supone "nacionalizar todas las empresas estratégicas para que nadie sufra privaciones fundamentales"