Público
Público

consejo de ministros El Gobierno acusa a la Generalitat de Catalunya de radicalizarse

El portavoz del Ejecutivo, Íñigo Méndez de Vigo, recalca que los soberanistas catalanes "no quieren dialogar" sino imponer un referéndum "ilegal".

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, durante la ruenda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros. | JUAN CARLOS HIDALGO (EFE)

El portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, ha asegurado este viernes que el presidente catalán, Carles Puigdemont, ha respondido ya a la oferta de diálogo del líder socialista, Pedro Sánchez, "haciendo una crisis de sustitución" de varios de los miembros del Govern "por otros mucho más radicalizados".

En la rueda de prensa en la que ha informado de los acuerdos del Consejo de Ministros, Méndez de Vigo ha dicho que, a su juicio, Puigdemont ha respondido a la oferta de diálogo de Sánchez "antes de que la hiciera", cuando ha comparecido ante los medios para anunciar la remodelación del Gobierno catalán.

El portavoz del Gobierno ha recalcado que los soberanistas "no quieren dialogar" sino imponer un referéndum "ilegal" y ha hecho hincapié en que el Ejecutivo lleva "muchísimo tiempo ejerciendo y proponiendo diálogo".

Así, ha recordado que la oferta de un diálogo "sin fecha de caducidad y dentro de la ley" la ha realizado en 34 de las 35 ruedas de prensa que ha ofrecido como portavoz del Gobierno, que le ha invitado "por activa y por pasiva" a comparecer ante el Congreso, que no quiso ir a la Conferencia de Presidentes ni participar en la comisión de expertos que estudia la reforma del modelo de financiación.

"Pese a las cosas que vemos, el Gobierno sigue dispuesto a hablar, pero dentro de la ley, nadie le puede pedir nada que sea ilegal. Tiene voluntad de diálogo, ha dialogado siempre, sobre muchísimos temas, pero aquí se encuentra con una cerrazón del presidente Puigdemont", ha asegurado.

En ese sentido y pese a reiterar la oferta de diálogo, Méndez de Vigo ha reconocido que "cuando la otra parte todo lo supedita a un referéndum secesionista 'sí o sí', se puede dialogar, pero no se puede llegar a ningún acuerdo".