Publicado: 15.05.2015 15:48 |Actualizado: 15.05.2015 17:18

El Govern dice que el presunto chivatazo puso en riesgo la integridad de un agente infiltrado 

El conseller de Interior aseguró ayer que los Mossos tienen pruebas "fehacientes" de que dos policías nacionales advirtieron a una cédula yihadista que estaban siendo seguidos por el cuerpo policial catalán. 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Ramon Espadaler, conseller de Interior

Ramon Espadaler, conseller de Interior

BARCELONA.- El conseller de Interior, Ramon Espadaler, ha considerado hoy que el presunto "chivatazo" de dos policías nacionales a miembros de una célula yihadista que fue desarticulada en Cataluña en abril pasado por los Mossos puso en riesgo la integridad de un agente infiltrado en la organización.

En declaraciones a Catalunya Ràdio, Espadaler ha eludido calibrar si el agente hubiera podido morir debido a la filtración, "pero es evidente que es un tema que se tiene que llevar con una cautela y una reserva absolutas" y que, cuando un agente está trabajando tan cerca de un grupo de yihadistas, "es evidente que informaciones de este tipo ponen en riesgo su integridad física".



El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz archivó en febrero de este año la comunicación del incidente en noviembre del pasado año por los Mossos, pero el Departamento de Interior remitió en abril pasado un nuevo informe al magistrado con "indicios fehacientes" que confirmarían esta "interferencia", indicó ayer Espadaler.

Espadaler asegura que una de las fuentes que certifica el chivatazo es el agente infiltrado en la cédula yihadista

Preguntado por si un mosso infiltrado detectó el soplo, Espadaler ha afirmado que los indicios presentados ante el juez Santiago Pedraz de la Audiencia Nacional "provienen de diferentes fuentes; por lo tanto están sustentados sobre más de una perspectiva, entre ellas, ésta".

"Esto es de una delicadeza tremenda y se debe llevar con una cautela y reserva absoluta. Es evidente que, cuando una persona trabaja tan cerca de informaciones de este tipo, ponen en riesgo a su integridad física", ha reflexionado.

En una entrevista de Rac 1, sobre las declaraciones del ministro del Interior, Jorge Fernández, al decir que esta denuncia de Mossos tendrá consecuencias, ha declarado: "Nos ha sorprendido relativamente la reacción del ministro. Nos tiene acostumbrados a este tipo de advertencias y amenazas".

Ha reconocido que "episodios como estos no ayudan a mejorar la fluidez entre cuerpos policiales" y ha añadido que no ha hablado con el ministro pero que, pese a las diferencias, tiene la intención de poder hablar con él.