Público
Público

Irene Montero: "La corriente de Íñigo y Tania está enfatizando las diferencias con Pablo Iglesias"

La jefa de Gabinete del secretario general y portavoz adjunta de Unidos Podemos asegura a 'Público' que hay pocas discrepancias entre los documentos planteados por el líder del partido y su número dos, relata cuáles de sus medidas ha incluido Iglesias en su texto y ensalza sus esfuerzos por lograr una propuesta de unidad que ve factible. Por si acaso, se cubre las espaldas y llama a "desdramatizar" si finalmente van separados a Vistalegre II. 

Publicidad
Media: 2.92
Votos: 24
Comentarios:

Irene Montero, durante una entrevista con Público el 21 de enero de 2017.

MADRID.- Aterrizado el discurso, cree que las diferencias de estrategia política entre Pablo Iglesias e Íñigo Errejón son mínimas, que el número dos y los afines a sus tesis están "enfatizando" intencionadamente estas diferencias, y se afana en defender la voluntad de acuerdo del líder de Podemos.

Irene Montero Gil (Madrid, 1988), jefa del Gabinete del secretario general, secretaria de Coordinación entre áreas y portavoz adjunta de Unidos Podemos en el Congreso de los Diputados atiende a Público algo antes de que comience el acto en el que Iglesias lanzará su enésimo llamamiento a la unidad, este viernes, arropado por IU y las confluencias.

Montero no puede precisar cuál será el lugar de Errejón en caso de que no haya acuerdo y pierda ante Iglesias,  -sí que seguirá siendo "fundamental"-, pero insiste en que Iglesias dará "un paso al lado" si sus tesis no son las más votadas en Vistalegre II; la asamblea de refundación del partido que copa el 90% de las informaciones de la formación para pesar de esta psicóloga y activista reconvertida a política, que no esconde su voluntad de sobrepasar este congreso y volver a hablar de cómo enfrentar al PP, dentro y fuera de las instituciones.

¿Interpretan la posición de Íñigo Errejón de cara a Vistalegre II como un pulso al secretario general? ¿Ven voluntad por su parte de liderar el partido?

Es una pregunta que hay que hacerle a él. De momento lo que estoy viendo es que la corriente de Íñigo y Tania [Sánchez] cree tener una propuesta política que además está enfatizando las diferencias respecto a la propuesta de Pablo y del equipo que está trabajando con Pablo, y que tienen voluntad de presentarla. A partir de ahí debo ser muy respetuosa, porque no me puedo meter en su cabeza, y creo que esa pregunta hay que hacérsela a ellos. Después puedo enfatizar lo que es mi deseo y lo que yo creo que sería mejor políticamente: que, pese a las diferencias o matices que puedan existir, como mi opinión es que hay más cosas en común que diferentes, nos podamos sentar y acordar un rumbo común.

¿Cuáles son los ejes de la propuesta que firma Iglesias y usted defiende?

Defendemos organizarnos para un ciclo en el que el objetivo tiene que ser ganar al PP y gobernar el país, y por tanto tenemos que conseguir un Podemos unido dentro de la diversidad, porque solo unidos vamos a poder derrotar al Partido Popular.

Probablemente esta sea una idea compartida con otras propuestas. ¿Cuáles son las diferencias entre el documento que defienden y el que rubrica Errejón?

Te diría que casi son más una cuestión de análisis. No comparto esa lectura de que Podemos haya vivido durante los últimos meses en el error, y que toda la militancia se haya equivocado desde diciembre hasta ahora. La otra cuestión en la que no estoy muy de acuerdo es esta tesis que repite hasta la saciedad la derecha y sus socios de gobierno, PSOE y Ciudadanos, de que Podemos es una suerte de partido irrelevante en la vida política desde que entramos en el parlamento. Los dos elementos que PSOE y PP han destacado más de su acción parlamentaria desde que empezó a gobernar ese tripartito han sido precisamente los acuerdos sobre el salario mínimo y la pobreza energética.

Son asuntos que Unidos Podemos ha metido en agenda, y sin embargo ellos se las han agenciado. ¿Se puede hacer la crítica de que Podemos no se ha erigido como líder de la oposición a pesar de que el PSOE estaba debilitado, y por tanto podía ocupar ese espacio?

Ellos cuentan que se terminan adelantando o que nos terminan robando la cartera, pero no es verdad. Son ellos los que, ante el riesgo de que el trámite parlamentario continúe y se termine aprobando nuestra propuesta, sacan la propuesta del parlamento y pactan a escondidas una propuesta peor, en un despacho y con nocturnidad y alevosía. Nosotros queríamos subir el salario mínimo a 800 euros ahora, a 900 en cuatro años, y ellos lo han dejado en 707 euros, y no para todos los trabajadores.

¿Cómo explicaría a cualquiera de los 460.000 inscritos que pueden votar en Vistalegre II cuál es la diferencia básica que hasta hoy les ha llevado a no presentar una línea conjunta?

En nuestro caso estamos haciendo un planteamiento de partida, y Pablo se ha esforzado mucho en eso, para demostrar lo contrario a la premisa de tu pregunta, que es que tenemos proyectos diferentes. Lo que plantea el documento de Pablo es que hay mucha gente en Podemos que dentro de su diversidad tiene ideas buenas, y todas esas ideas buenas se pueden juntar en un proyecto que no es un popurrí, es un proyecto coherente para cumplir un objetivo político. 

En concreto, ¿qué propuestas de las que defiende Errejón han asumido?

Muchas. La idea por ejemplo de que en Podemos no bastamos los que estamos y tenemos que cuidar a los que ya estamos, pero también tenemos que seguir ensanchando. Fíjate que hasta uso una palabra que él se ha esforzado por instalar.

Usted dice “ensanchar”, Iglesias pide un Podemos “útil”… Cogen algunas de las palabras que utiliza Errejón...

Porque muchas veces, cuando se intenta enfatizar la diferencia, las palabras cuentan mucho. Y además los periodistas que nos seguís, que nos conocéis mucho, vais pillando esos matices.

¿Y en lo concreto que es lo que han asumido? Esto no deja de ser terminológico...

"La importancia del trabajo parlamentario creo que se ve claramente en el documento, y de nuevo no es una idea exclusiva de la corriente de Íñigo y Tania"

Esto no es una lista de la compra. Cuando uno articula un documento político no dice ‘he cogido tres líneas de uno y cuatro y media de otro’, para que veamos de cuál ha cogido más líneas. Normalmente las ideas son de elaboración colectiva, no sólo de una persona, y yo intentaría responder a tu pregunta pensando en cuáles son las ideas en las que más ha insistido la corriente de Íñigo y Tania. La importancia del trabajo parlamentario creo que se ve claramente en el documento, y de nuevo no es una idea exclusiva de la corriente de Íñigo y Tania. No hay nadie que se tome más en serio el trabajo parlamentario que Rafa Mayoral cada vez que se reúne con un colectivo social y luego traslada sus propuestas en una proposición de ley o no de ley.

Ha nombrado varias veces a Tania Sánchez, aunque no firma ese documento. ¿Por qué motivo la referencia?

Bueno, me refiero a una corriente que tiene personas que se adscriben a ella y son referentes de la misma. Además así feminizamos un poco esto de los referentes de las corrientes y los espacios, que creo que no está de más.

El documento de Errejón dice que hay que volver a la transversalidad, a ese espíritu inicial de Podemos que le llevaba a evitar situarse a izquierda o derecha, y lo que critica especialmente desde el 20-D es ese acercamiento a la izquierda en lo terminológico, en las formas. ¿Podemos tiene que ser transversal o se tiene que reivindicar en la izquierda?

Sin ningún género de duda transversal. Respeto el análisis pero no lo comparto. No comparto que en los últimos meses Podemos haya dejado de ser transversal y haya pasado a ser de izquierdas, entre otras cosas porque los problemas que tiene nuestro país son los mismos que tenía antes de la entrada de Unidos Podemos al parlamento, y esos problemas siguen sin entenderse desde la lógica de izquierda y derecha. En este país sigue habiendo desahucios, recortes en sanidad y en educación. De hecho el PP, gracias al apoyo de PSOE y Ciudadanos, está intentando normalizar la excepción de los recortes, intentando normalizar la situación de cementerio social en la que quieren dejar al país. A uno no le preguntan si es de izquierdas o derechas antes de desahuciarle o antes de aplicarle un recorte que le deja sin su médico de cabecera. Por tanto se siguen entendiendo los problemas de nuestro país mucho mejor desde la lógica de arriba y abajo. Claro que tenemos que ser transversales.

¿Sin renunciar a la retórica de izquierdas?

Nosotros no tenemos que renunciar a nada, por ponermos maximalistas. Lo que tenemos que hacer es dejar de pensar en ese tipo de categorías, lo mejor es mirar la práctica política: ¿qué hemos hecho? Primero, entrar al parlamento con la fuerza con la que hemos entrado. Casi casi hemos podido formar gobierno con el PSOE, y quien lo ha impedido son las élites del país, y sólo hace falta escuchar lo que dijo Pedro Sánchez de esto. Hemos hecho un trabajo muy exhaustivo en el tema de los centros de internamiento de extranjeros (CIEs), en materia del salario mínimo o en lo que respecta a la pobreza energética, por decir los tres ejemplos de trabajo sistemático y serio de política que han tenido una repercusión institucional.

 ¿Cree que es mejor que Errejón e Iglesias concurran juntos en una misma lista o por separado?

"Quiero desdramatizar porque existen posibilidades objetivas de que no vayamos juntos, porque alguien no quiera o porque no se pueda"

Para mí la pregunta al respecto de las listas o de si se concurre juntos o separados va en función de si nos ponemos o no de acuerdo en torno a un objetivo político, siendo coherentes con lo que he dicho antes. Como creo que tenemos un proyecto político, y la prueba es el documento de Pablo, que yo creo que es compartido, creo que es muy positivo que terminemos yendo juntos. También quiero desdramatizar porque existen posibilidades objetivas de que no vayamos juntos, porque alguien no quiera o porque no se pueda. Si es así no hay que dramatizar, y los inscritos e inscritas son muy maduros y maduras para decidir. Pero si me preguntas, ¿es preferible ir unidos o separados?, te digo, sin ninguna duda, unidos.

Si hay tantas similitudes, ¿de qué depende que se logre un acuerdo o no?

Nos falta debatirlo. Ahora estamos en el proceso de presentación de propuestas y documentos, todavía no se han presentado todos. Este fin de semana acaba el plazo para publicar los documentos provisionales, y luego sigue habiendo un plazo de diez días para seguir acordando.

¿Cómo se articulan estos intentos de acuerdo? ¿Va a haber una reunión entre Iglesias y Errejón, o el marco sólo es ese encuentro de Iglesias con todos los ponentes de documentos políticos?

Es el primer paso, no el único. Tendrá que haber un montón de conversaciones, hace falta diálogo y no sólo entre dos personas.

¿Algún miembro del equipo de Iglesias va a reunirse con otro del equipo de Errejón de forma bilateral?¿Hay voluntad para ello?

Estas cosas que parecen muy misteriosas, si se reunirán bilateralmente o trilateralmente… somos compañeros y compañeras y nos vemos a diario en los espacios de trabajo. Vamos a hablar bilateral, trilateral y multilateralmente, vamos a tener muchísimas conversaciones, y creo que es importante desmitificar un poco esto.

¿Errejón debe seguir siendo número dos si finalmente no se produce el acuerdo y presenta lista y propuesta?

"Íñigo tiene que seguir siendo una persona fundamental, pero igual que lo tienen que seguir siendo Rafa Mayoral o Carolina Bescansa, o incluso Juan Carlos Monedero"

Sé que es la pregunta que os interesa a todos los periodistas, pero nosotros y nosotras nunca hemos puesto números, y a mí como mujer que participa en Podemos me parece muy importante poder responder, aunque no sea la respuesta más satisfactoria a la pregunta tal cual está planteada, que creo que Íñigo tiene que seguir siendo una persona fundamental, como ha sido hasta ahora. No me cabe ninguna duda, así que lo afirmaría en ese sentido, pero no por los números. Parte de lo que tiene que ver con despatriarcalizar la política y con hacer una política todo lo feminista que podamos, con todas las contradicciones que eso implica, tiene que ver con lo colectivo de esas cosas. Más que números prefiero hablar de equipos. En los equipos hay gente importante y casi nadie es imprescindible, me atrevería a decir que nadie. Sí, Íñigo tiene que seguir siendo una persona fundamental, pero igual que lo tienen que seguir siendo Rafa Mayoral o Carolina Bescansa, o incluso Juan Carlos Monedero, que no está en la dirección pero que es una pieza fundamental sin la cual Podemos, a día de hoy, no se entiende.

¿Tiene que mantener su cargo de secretario político?

Todavía no sabemos siquiera cuál va a ser la distribución de secretarías en Podemos, es una decisión que corresponde a la militancia. Un reto de Vistalegre que además compartimos todos es la necesidad de descentralizar el poder. Aunque no han salido los documentos organizativos, te avanzo que el de Iglesias hace una apuesta muy firme por descentralizar la organización.

¿En algún momento se ha planteado cambiar de rol y postularse para la secretaría Política? ¿Le gustaría seguir en su posición, en el caso de que los inscritos le apoyen?

Dependerá de cuáles sean las funciones. No me he hecho esa pregunta, estaré donde la militancia decida. Sí tengo voluntad de presentarme y de formar parte de la dirección de Podemos, pero también la militancia va a decidir eso, como no podría ser de otra manera. No tengo ninguna aspiración en ese sentido.

Anticapitalistas defendía el jueves que las listas para las generales deben hacerlas los territorios. ¿En su documento están ustedes a favor o en contra de este planteamiento?

Aunque nos eligen por provincias somos representantes de todo el Estado, y creo que ahí tenemos que tener un debate. Por no escurrir el bulto de la pregunta, creo que tenemos que descentralizar el poder pero no sólo para trasladarlo a las direcciones territoriales, porque entonces las municipales dirán ‘¿dónde quedo?' Y también hay que contar con los inscritos y la militancia.

¿Cómo deben constituirse las corrientes? ¿Deben oficializarse?

"Podemos debe aspirar a tener la forma jurídica de partido, pero una estructura política de movimiento donde la gente se pueda sentir de lo que le dé la gana"

No tengo problemas con eso. Creo que Podemos es un partido que debe aspirar a tener la forma jurídica de partido pero una estructura política de movimiento donde la gente se pueda sentir de lo que le dé la gana. Lo que sí creo importante es que la forma de funcionar organizativamente no esté determinada por las baronías ni por las familias, como ocurre ya no diría en los partidos viejos, sino en la peor política. Las decisiones las tiene que seguir determinando la gente, la militancia, independientemente de la familia en la que se referencie.

En el proceso autonómico en Madrid dijeron que no había ningún acuerdo con Anticapitalistas, pero finalmente lo hubo, y ya se había contado que había cauces creados para ello. ¿Hay algún acuerdo o preacuerdo con Anticapitalistas para ir juntos?

No. Si hubiese cualquier tipo de acuerdo lo sabríais. De todas formas, por lo menos por parte de Pablo obviamente todos los puentes están lanzados para intentar construir un acuerdo lo más amplio posible.

¿En qué caso dejaría Pablo Iglesias de ser secretario general en Vistalegre II?

En el caso de que haya un nuevo liderazgo que le haga dejar paso y apoyar a ese nuevo liderazgo de la manera más leal posible.

Si la candidatura que presentan tiene menos apoyos que la de Errejón o Anticapitalistas, ¿dejaría de postularse a la secretaría general aunque es el único candidato?

Nosotros pensamos que los equipos políticos, las personas que los desarrollan y los liderazgos que los coordinan no son cosas separadas y que no se puedan entender de forma independiente. No son la misma cosa pero son cosas relacionadas. Si en Podemos hay un proyecto y un equipo que tienen más apoyos, lógicamente tendrá que haber un liderazgo correspondiente que asuma la coordinación de eso. En ese caso Pablo se tendrá, no que aferrar al sillón o quedarse como un secretario general florero que no pinta nada y que en realidad hace lo que los demás le dicen, sino que tendrá que echarse a un lado y apoyar lealmente al nuevo liderazgo.

Pero si nadie se perfila como rival, ¿por qué plantear esto como una lógica plebiscitaria?

Niego la premisa. Planteo que en política existen liderazgos, equipos y proyectos políticos, y los proyectos se encarnan en equipos que los desarrollan y en liderazgos que suelen ser las caras más visible. Planteo que eso tiene una dinámica de coherencia que no se puede romper, porque de romperla volveríamos a repetir dinámicas de la vieja política. ¿Qué hacen los políticos profesionales en este país? Anclarse a un sillón y decir ‘voy a ser secretario general, o coordinador o lo que tú quieras hasta que salga con los pies por delante, independientemente de las propuestas políticas que haya’. Nosotros no tenemos que ser así, y creo que está bien que demostremos con hechos que estamos de paso.