Público
Público

Izquierda y movimientos sociales buscan un programa de "urgencia social"

La Tabacalera de Madrid acoge este fin de semana las jornadas regionales de "Alternativas desde Abajo" para definir su programa de mínimos y su modelo de organización frente a los recortes y la austeridad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Tal y como se consensuó el pasado mes de junio, la iniciativa Alternativas desde Abajo vuelve a tratar de poner en común la forma en que organizaciones políticas y movimientos sociales se configuren como un sujeto capaz de canalizar el descontento social ante la actual coyuntura política, económica y social que atraviesa el país. Una respuesta a las políticas de recortes y de austeridad que ha quedado patente desde que emergió por sorpresa el 15-M y que ha continuado con fuerza durante los dos últimos años, como han demostrado las diferentes movilizaciones ciudadanas contra los desahucios o por la Educación y la Sanidad Pública, por poner sólo algún ejemplo.

Este fin de semana, el centro social La Tabacalera de Madrid, en el barrio de Lavapiés, acogerá durante tres días estas jornadas de debate y reflexión por parte de activistas y militantes de diversas plataformas, colectivos y partidos de la Comunidad de Madrid para seguir trabajando en una alternativa al actual sistema de poder político. (Consultar programa aquí).

Este es el paso previo a las próximas jornadas estatales, que tendrán lugar previsiblemente a finales de octubre.

Desde junio, los asistentes al primer encuentro, que reunió a cientos de personas llegadas a Madrid desde distintas provincias y de diferentes ámbitos políticos, acordaron trabajar y desarrollar a nivel local y regional las conclusiones a las que llegaron.

Las jornadas de este fin de semana tratarán de perfilar el modelo de trabajo del bloque político y social de la Comunidad de Madrid y, según explican fuentes implicadas en este proceso, asistirán activistas, siempre a título individual, de distintas asambleas del 15-M de Madrid, de plataformas como la PAH, de las distintas mareas que durante el pasado año han movilizado a miles de ciudadanos por los servicios públicos, personas del movimiento ecologista, de organizaciones políticas como Izquierda Anticapitalista, algunas corrientes de Izquierda Unida, etc.

Con el trabajo de análisis realizado hace meses sobre alternativas a la 'crisis del régimen del 78', los nuevos procesos constituyentes que entienden necesarios, un 'programa de urgencia social' para' romper con la dictadura de la deuda' y sobre las alianzas necesarias para aplicarlo; el objetivo actual pasa por empezar a definir el modelo organizativo de esta propuesta que, como siempre han mantenido los que trabajan en ella, será lenta. 'Es urgente que creemos entre todas un modelo político, social y económico nuevo, conscientes de que el proceso no será fácil ni corto', aseguran.

Cuatro serán las preguntas a las que tratarán de responder desde este viernes: para qué Alternativas desde Abajo, cómo se organizará, qué proceso deberán acometer para lograr su objetivo y cuál será el programa de mínimos o las líneas comunes que tratarán de aplicar.

'Este encuentro a nivel madrileño es un paso más dentro del proceso', explica a Público Ernesto García López, activista que trabaja en Alternativas desde Abajo. 'Aquí ha gente de  muy distinta procedencia, pero que creen necesario un espacio de confluencia para resistir a las políticas de la Troika y el Gobierno', añade García. 'Hay que entender esto como proceso no cerrado, no se trata únicamente de una hipotética vía electoral, eso aún no está consensuado', prosigue. 'Por supuesto que no descartamos la vía institucional, pero también damos mucha importancia a la desobediencia civil y la autogestión'.

Alternativas desde Abajo no es el único proyecto de confluencia entre la izquierda y los movimientos sociales que está en marcha. Paralelamente, Izquierda Unida mantiene con regularidad reuniones con formaciones y colectivos de cara a una bloque político y social que recibe el nombre de 'Convocatoria'.

Estas reuniones incluyen a personas también implicadas en Alternativas desde Abajo, pero aunque guarden similitudes, también existen profundas diferencias entre ambos procesos.

'Es rico que haya distintas iniciativas en el mismo sentido', opina García, quien apunta que la gran diferencia es que 'IU tiene como vía central e inmediata las elecciones. Nosotros no nos planteamos a corto plazo esta vía'. Por otra parte, señala este activista, 'construir desde abajo lleva otros ritmos que no están marcados por unas elecciones, con un modelo más horizontal en el que los movimientos y los ciudadanos marquen la dirección. Es invertir la lógica tradicional con la que trabajan las formaciones políticas', concluye.