Publicado: 19.04.2015 13:52 |Actualizado: 19.04.2015 17:28

Rajoy: "Los europeos nos jugamos nuestro crédito si no evitamos estas situaciones"

El Papa Francisco pide a la comunidad internacional que actúe con "decisión y rapidez" para "evitar tragedias" como el naufragio y la desaparición de 700 inmigrantes este domingo.

Publicidad
Media: 3.67
Votos: 3
Comentarios:
El presidente del Gobierno,Mariano Rajoy, durante su intervención en un acto del partido celebrado hoy en el pabellón Cagigal de Murcia. EFE/Marcial Guillén

El presidente del Gobierno,Mariano Rajoy, durante su intervención en un acto del partido celebrado hoy en el pabellón Cagigal de Murcia. EFE/Marcial Guillén

MADRID.- El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha advertido en un acto electoral en Alicante este domingo de que las tragedias como la desaparición hoy de 700 inmigrantes en el Mediterráneo necesitan una respuesta europea. "Los europeos nos jugamos nuestro crédito si no somos capaces de evitar estas dramáticas situaciones", ha dicho.

"Ya no valen las palabras, hay que actuar", ha señalado Rajoy al inicio del mitin del PP en Alicante, donde ha comentado así la "tragedia humana" ocurrida hoy al desaparecer 700 inmigrantes en aguas del Canal de Sicilia al naufragar el pesquero en el que viajaban con destino a Italia unas 60 millas al norte de las costas de Libia.



Rajoy ha lamentado que sea la "enésima vez" que se produce un suceso como éste, que es un "drama cotidiano" que hay que evitar. "Hemos sufrido tragedias similares en nuestro país y sabemos que no hay ningún país del mundo por poderoso, fuerte y capaz que pueda por sí solo hacer frente a estos acontecimientos, al riesgo evidente para la vida de muchas personas que huyen de la guerra o de la miseria", ha señalado.

El Papa Francisco se ha sumado también a las muestras de dolor y ha pedido a la comunidad internacional que actúe con "decisión y rapidez" para "evitar que similares tragedias se repitan".

"Están llegando en estas horas noticias relativas a una nueva tragedia en las aguas del Mediterráneo. Una embarcación cargada de migrantes naufragó anoche a unas 60 millas de la costa líbica y se teme que haya centenares de víctimas. Expreso mi más sentido dolor de frente a una tal tragedia y aseguro para los desaparecidos y sus familias mi recuerdo en la oración", ha dicho el Pontífice después de la oración mariana.

Del mismo modo, ha destacado que las víctimas de esta tragedia "son hermanos que buscan una vida mejor, hambrientos, perseguidos, heridos, explotados, víctimas de guerras, que buscan la felicidad". Por ello, ha invitado a los presentes en la Plaza de San Pedro de Roma a "rezar en silencio por estos hermanos y hermanas".