Público
Público

"No ven ningún límite porque manejan nuestros países como quieren"

Cayo Lara y Jean-Luc Mélenchon plantean en Madrid la necesidad de poner en marcha un proyecto común de la izquierda alternativa europea para plantar cara a las políticas neoliberales de la Troika. El líder del Front de Gauch

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'Estamos preparándonos para una confrontación muy importante. Vivimos un retraso de civilización. Nadie puede pensar que si seguimos aplicando las políticas socialdemócratas y de la derecha el mañana será el retorno al ayer. El mañana, si continuamos por este camino, será el fracaso'. Con estas palabras, Jean-Luc Mélenchon, líder del Parti de Gauche francés y máximo exponente del Front de Gauche, empezaba de este modo su comparecencia en el Círculo de Bellas Artes de Madrid acompañado por el coordinador federal de Izquierda Unida, Cayo Lara, y el eurodiputado de IU, Willy Meyer.

Delegaciones de ambas organizaciones han mantenido este lunes una reunión que sirve de punto de partida para trazar una estrategia común de la izquierda alternativa europea de cara a las elecciones al Parlamento Europeo en mayo de 2014.

Mélenchon ha destacado que esta visita no es un hecho aislado, sino que la Izquierda Europea 'mantiene un contacto permanente, casi a diario'. Sin embargo, ha mostrado su confianza en que 'podamos construir una alternativa a los socialistas en Europa' pese a que 'cada fuerza tenga componentes distintos en cada país'. 'Es el momento de intensificar estos gestos porque la salida a la crisis será por la izquierda o no será', reclamó Cayo Lara.

El coordinador federal de IU reconoció que aún es muy pronto para 'saber lo que vamos a construir', pero el objetivo, según explicó, es común: 'Tenemos muy claro lo que tenemos. Queremos acabar con las políticas que arrebatan la democracia a los ciudadanos'. 'Sobre la construcción de la Europa social es en lo que vamos a trabajar las fuerzas de la izquierda para converger con los sindicatos de clase y los movimientos sociales', añadió.

Sobre esto, Mélenchon hizo varias reflexiones interesantes. El político francés ahondó en la idea de que la política sola no va a ser capaz de dar ese cambio que reclaman y que hay que hacer al pueblo partícipe del proceso. 'Debemos crear una fuerza no sólo de partido, sino que incluya la capacidad del pueblo en sí mismo porque mañana tendremos que reconstruir todo'.

Mélenchon se preguntó hacia dónde van los presidentes europeos y cómo 'no ven' lo que está sucediendo en las sociedades de los países que dirigen. 'Señor Hollande, señor Rajoy, digan cuándo va a terminar todo esto. ¿Qué día?¿Qué año? Queremos saberlo', reivindicó. Aunque de algún modo se respondió él mismo: 'No ven el límite porque manejan nuestros países como quieren'. Asimismo se refirió al poder que ha adquirido Angela Merkel en la crisis y ridiculizó al propio Hollande al decir que 'va con el sombrero en la mano pidiendo limosna' a la canciller alemana.

'Nosotros, lo que estamos viviendo, lo definimos como un régimen austeritario porque combina las políticas de austeridad con las autoritarias', agregó.

Después de un fin de semana en el que la ultraderecha volvió a salir a las calles de París contra el matrimonio entre personas del mismo sexo, Mélenchon no quiso perder la ocasión para lanzar un mensaje de alarma a los dirigentes europeos. ' Somos demócratas y nos asustamos ante el crecimiento de las fuerzas antidemocráticas en Europa. ¿Qué estáis haciendo?¿No lo veis? El momento es muy peligroso, debemos evitar que se repita el pasado', remató.