Público
Público

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias PSOE y Unidos Podemos ya han pactado más de una veintena de iniciativas juntos, pese a su alejamiento

Esta cifra no hace referencia a las iniciativas conjuntas presentadas en comisiones parlamentarias en el Congreso, que supera el centenar. Ambas fuerzas insisten en que los cauces de diálogo siguen abiertos, aunque reconocen que el canal de interlocución preferente anunciado por Pedro Sánchez y Pablo Iglesias sigue en vía muerta.

Publicidad
Media: 4.50
Votos: 4
Comentarios:

Reunión del pasado julio de las delegaciones de Unidos Podemos y del PSOE, encabezadas por Pablo Iglesias y Pedro Sánchez.

A pesar de que la mesa de coordinación parlamentaria entre PSOE y Unidos Podemos que se puso en marcha en verano está paralizada, y a pesar de las constantes acusaciones y reproches que frecuentemente intercambian ambas fuerzas, que se han acrecentado aún más a raíz de la crisis catalana, los hechos ponen de manifiesto que en el primer año de legislatura Rajoy sí ha habido una acción conjunta de ambas formaciones en el Congreso de los Diputados, y ha habido ejemplos de este entendimiento en todos los marcos, órganos y espacios de la Cámara Baja: la Junta de portavoces, la Mesa, así como las diferentes comisiones y subcomisiones, y por supuesto en los plenos.

Según los datos que constan en los diarios de sesiones, ambos partidos han presentado dos Proposiciones de Ley (PL) conjuntas -relativas a la pobreza energética y a la renta básica de ciudadanía-. Fuentes de la dirección del grupo parlamentario Unidos Podemos-En Comú Podem- En Marea añaden a estas iniciativas otras dos PLs sobre el Reglamento de la cámara, por lo que la cifra ascendería a cuatro proposiciones de ley.

Los grupos Socialista y Unidos Podemos también han registrado, con la firma de ambos, un total de 11 Proposiciones no de Ley (PNLs), y al menos en otras cuatro han votado conjuntamente, tras aceptarse las enmiendas transaccionales presentadas.

Esta acción conjunta es aún mayor en las comisiones parlamentarias, donde se supera el centenar de propuestas presentadas entre ambos grupos, o en las que han llegado a un acuerdo durante el proceso de tramitación. Y esas coincidencias y puntos de encuentro también se tornan visibles cada martes, con los posicionamientos que reflejan en rueda de prensa las portavoces de ambos grupos, Margarita Robles e Irene Montero, tras la reunión de la Junta de Portavoces.

Unidos Podemos insiste en que los canales de comunicación se mantienen, pero inciden en que la coordinación entre ambas fuerzas es "vegetativa"

Incluso, también ha habido coordinación y puestas en común en recusaciones a miembros de Gobierno y en peticiones de comparecencia. En concreto, el PSOE y Unidos Podemos forzaron las comparecencias del ministro de Economía, Luis de Guindos, de un secretario de Estado adscrito a este Ministerio y, en dos ocasiones, la del propio presidente, Mariano Rajoy.

Lo que no se ha visualizado desde la reunión entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, en julio, es que esa acción sea coordinada ni consensuada previamente, -como se comprometieron-, y por el contrario se ha debido más bien a las coincidencias programáticas e ideológicas que comparten ambos grupos parlamentarios.

Fuentes del PSOE indicaron a Público que su posición política sigue siendo reforzar esta acción común y dejar a un lado las diferencias que les separan en torno al conflicto de Catalunya, en donde no ven ninguna posibilidad de acuerdo.

En este sentido, avanzaron que en las próximas semanas pueden volver a avanzar en su olvidada agenda conjunta, en lo que respecta a un plan de choque para la juventud, o en cuanto a medidas de regeneración democrática.

Por su parte, desde Unidos Podemos apuntan que la mesa de coordinación ha demostrado ser "un brindis al sol", y lamentan que el PSOE no esté poniendo de su parte para "reforzar la interlocución" entre ambos.

Insisten en que los canales de comunicación se mantienen, pero inciden en que la coordinación entre ambas fuerzas es "vegetativa", en referencia a que está a un nivel similar al que han mantenido desde el inicio de la legislatura. De hecho, también reconocen que las diferencias sobre Catalunya, y en particular el apoyo del PSOE a la aplicación del artículo 155 de la Constitución, han tensado considerablemente la relación, pero insisten en que "los puentes no están rotos".