Publicado: 14.03.2016 15:30 |Actualizado: 14.03.2016 15:30

El PP anuncia la reaparición de Barberá en el Senado y le deja a ella que decida si declara ante el juez

Javier Maroto, pese al cerco sobre la exalcaldesa y la imputación del PP de Valencia, pide recordar que ha habido cargos investigados que luego han quedado exculpados.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
El vicesecretario de Sectorial del PP, Javier Maroto, durante la rueda de prensa que ha ofrecido tras la reunión del Comité de Dirección del partido. EFE/Ballesteros

El vicesecretario de Sectorial del PP, Javier Maroto, durante la rueda de prensa que ha ofrecido tras la reunión del Comité de Dirección del partido. EFE/Ballesteros

MADRID.- El vicesecretario Sectorial del PP, Javier Maroto, ha dejado en manos de Rita Barberá que acuda a declarar o no, según le ha propuesto el juez del caso Imelsa antes de decidir si envía una causa contra ella al Supremo y ha cargado a continuación contra el PSOE porque actúa "como Torquemada" contra supuestos casos de corrupción de los conservadores pero no con el secretario general del partido en Galicia, José Ramón Gómez Besteiro, con diez imputaciones en dos causas judiciales.

Maroto ha asegurado en rueda de prensa que no conocía la información del juzgado valenciano sobre Barberá y sobre la imputación del PP por supuesto blanqueo de capitales, asunto del que ha asegurado no haber tenido información antes de situarse ante los periodistas.



El juez del juzgado de instrucción número 18 de Valencia que investiga el 'caso Imelsa' ha ofrecido declarar voluntariamente a la exalcaldesa y actual senadora antes de decidir si eleva al Tribunal Supremo la causa abierta por blanqueo al grupo municipal popular en el consistorio.

Maroto se ha limitado a responder que "será una decisión que tome ella", sin ir más allá, preguntado por la opinión del partido cuando, en las últimas semanas, le exigió reiteradamente que diera explicaciones públicas.

El dirigente conservador ha dicho que sobre los miembros del partido decide el Comité de Derechos y Garantías, que será el que analice la información ahora en los medios de comunicación y decida. Por el momento, ha agregado, "no se ha reunido" por el asunto Barberá. El vicesecretario ha subrayado que mantiene todas sus declaraciones contra la corrupción, también cuando pidió una purga en el partido "se lleve a quien se lleve". Pero ha añadido que también hay casos de cargos implicados en asuntos de los que luego han salido limpios y ha pedido esperar a tener hechos probados también sobre Barberá.

En cuanto a la presencia de la exalcaldesa en el Pleno del Senado de este martes, Maroto ha asegurado que esperan que acuda. El PP adelantó ya la semana pasada que lo haría y que de hecho, el martes había acudido ya a organizar su despacho en la Cámara Alta.

Carga contra los casos de corrupción en el PNV y el PSOE

Y a continuación, Javier Maroto ha cargado contra un asunto "grave", referente al PSOE, y otro "extremadamente grave", del PNV. Sobre el primero, ha censurado a Pedro Sánchez y el PSOE por no actuar contra Besteiro, que ha renunciado a ser candidato a las elecciones en Galicia, hasta que no se le abra juicio oral (según el código ético de los socialistas). "Consejos vendo y para mí no tengo", ha dicho, "hace lo contrario de lo que pide para los demás", ha agregado.

Con respecto al PNV, ha recordado el caso de quien fuera su número dos en Álava, Alfredo de Miguel, para quien la Fiscalía pide 54 años de prisión por el cobro comisiones ilegales, "el caso de supuesta corrupción más grave del País Vasco".

"Si esto se confirma, el PNV empezaría a tener el mismo tufo de corrupción de la Convergencia de Jordi Pujol", ha asegurado, para preguntar al PSOE y a Podemos "si ese PNV es el partido con el que quieren regenerar el país".

El voto de los nacionalistas en el Congreso, ha apuntado Maroto, puede ser "llave" para el un gobierno entre esos dos partidos tenga votos suficientes. "En el caso del PSOE, la contradicción es supina", ha insistido. "Mi regla, la regla del PP es para todos igual, ni Torquemada ni paños calientes. Hay un punto intermedio que es el que da credibilidad", ha asegurado Maroto.