Publicado: 05.05.2014 15:28 |Actualizado: 05.05.2014 15:28

El Procés Constituent reclama una candidatura unitaria sin políticos profesionales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Procés Constituent ha iniciado un nuevo período de contactos para la formación de una candidatura unitaria, amplia y rupturista, para las próximas elecciones al Parlament de Catalunya.

Se han dirigido a organizaciones políticas que consideran próximas, como Iniciativa per Catalunya (ICV), Esquerra Unida i Alternativa (EUiA) o la Candidatura de Unidad Popular (CUP), además de otras fuerzas o candidaturas alternativas que intervienen en ámbitos municipales. Arcadi Oliveres y Teresa Forcades han explicado que esta toma de contacto ha sido positiva ya que han encontrado "disponibilidad para hablar".

Quieren poner en pie, junto con movimientos sociales no identificables con partido alguno, "una red viva", formada desde abajo, "un bloque unitario favorable a un cambio de modelo institucional y social", que haga posible "una ruptura real".

Pretenden que la candidatura unitaria que impulsan sea diferente desde el inicio. Debería estar formada, piensan, "por políticos no profesionales", "caras nuevas", "preferiblemente personas que no hayan estado nunca en el Parlament" o que, como mucho, hayan ocupado escaño durante una legislatura. Entienden que una candidatura "unitaria" formada como "un refrito de caras conocidas sería un fracaso". Y ponen especial énfasis en que el método de elección de los candidatos debe ser escrupulosamente democrático y participativo, en cualquiera de las organizaciones o colectivos que tomen parte en el proyecto.

La democracia real no existe, afirman, y "por eso hay tanta gente decepcionada". "La democracia real", ha explicado Teresa Forcades, "exige instituciones diferentes".

Arcadi Oliveres ha recordado que el proceso iniciado hace ahora poco más de un año pretende la convocatoria de una asamblea constituyente, que pueda aprobar una Constitución para una República catalana. Se proponen trabajar, en las próximas semanas, en el desarrollo de su programa de ruptura con la actual manera de hacer, tanto en materia económica, como política.

En un documento de propuesta estratégica explican que se trata de "permitir que la sociedad catalana decida sobre todo lo que la afecta" y de defender la aplicación urgente de "un plan de rescate ciudadano" para salvar a las familias de las consecuencias de la crisis y del daño causado por los recortes.

No se han pronunciado a favor de ninguna de las candidaturas que se presentan a las elecciones al Parlamento Europeo del próximo día 25, pero sí muestran especial interés en señalar que los recortes obedecen a directrices impuestas por la Troika. Europa es necesaria, dicen, porque se necesitan aliados para hacer frente a problemas como el desempleo o los "minijobs".

El Procés Constituent, recuerdan, es partidario de la convocatoria de la consulta del día 9 de noviembre y no de ningún tipo de sustitución mediante "elecciones plebiscitarias". Se han pronunciado de manera clara a favor de los dos "síes", al Estado propio y a la independencia. Eso no impide, no obstante, que en el Procés convivan independentistas y federalistas con objetivos comunes. Insisten en que quieren evitar la dicotomía entre reivindicaciones nacionales y sociales. La sociedad catalana, explican, "anhela un nuevo país porque piensa que en él vivirá mejor".