Público
Público

Rajoy advierte a Puigdemont: se mantendrá el 155 si es investido desde Bruselas

El presidente del Gobierno ha dejado claro que la investidura a distancia del cabeza de lista de Junts per Catalunya sería recurrida ante el Tribunal Constitucional y ha subrayado que no podría tomar posesión sin regresar a España.

Publicidad
Media: 5
Votos: 2

Mariano Rajoy junto a Fernando Martínez-Maíllo y Javier Arenas en la sede del PP. /EFE

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha advertido este lunes de que la aplicación del artículo 155 de la Constitución seguiría en vigor en Catalunya si el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont mantiene su intención de ser investido desde Bruselas porque no podría formar un nuevo Govern.

Rajoy ha lanzado esta advertencia en su intervención en la reunión de la Junta Directiva Nacional del PP: "Seguirá en vigor hasta que tome posesión el nuevo presidente". 

Rajoy ha calificado de "absurdo" que Puigdemont pretenda ser candidato estando en Bruselas "y fugado de la Justicia" y ha precisado que no es un problema de leyes, sino "de puro sentido común". Así, ha recordado que sus socios potenciales le han advertido de que no hay margen para ser "presidente a distancia, ni por delegación, ni por otra suerte de trampa".

La respuesta del Gobierno con el 155 "ha sido buena para España aunque acaso no lo haya sido para el Partido Popular"

Si logra avanzar en esa idea, algo que ha garantizado que sería recurrido de inmediato por el Gobierno ante el Tribunal Constitucional, y ante el "supuesto imposible" de que se le eligiera estando en Bruselas, ha recordado que debería tomar posesión y eso supone hacerlo físicamente.

"Si no lo hace, el artículo 155 seguirá en vigor", ha avisado antes de precisar que eso ocurriría no porque lo decidiera él, sino porque así quedó reflejado en el texto acordado por el Senado para permitir al Gobierno aplicar ese artículo.

El jefe del Ejecutivo ha añadido sin embargo que cree que se está imponiendo el "realismo" en la política catalana, uno de los objetivos al aprobar la aplicación del citado artículo constitucional. "Varios dirigentes importantes o han abandonado la vida política o sus responsabilidades políticas o han renunciado a la actuación unilateral", ha dicho.

El líder del PP ha defendido la aplicación del 155, que ha precisado que parecía "un imposible político". "Se ha aplicado y no ha pasado nada. La vida continúa, incluso en algunos aspectos la vida en Catalunya a mejorado", ha resaltado antes de considerar que lo más importante del 155 es que ha quedado claro que España y la democracia tienen instrumentos para defenderse y que, cuando se les ataca, se ponen en marcha.

Más allá del análisis político de la situación actual de Catalunya, se ha referido a los "malos" resultados conseguidos por el PP en las elecciones del 21 de diciembre Y ha recalcado: "La respuesta que ha liderado el Gobierno a la situación en Catalunya ha sido buena para España aunque no lo haya sido para el PP".