Publicado: 27.10.2015 12:24 |Actualizado: 27.10.2015 13:34

Rivera: "¿De verdad el hijo
pródigo de Pujol pretende ser presidente de la Generalitat?"

El líder de Ciudadanos aprovecha el registro en las casas familiares del expresident para arremeter contra Artur Mas y llama cobardes a Rajoy y Pedro Sánchez por no aceptar un debate plural antes del 20-D.

Publicidad
Media: 4
Votos: 2
Comentarios:
Albert Rivera, en rueda de prensa. EFE

Albert Rivera, en rueda de prensa. EFE

MADRID.- "Minuto y detención". Así ha descrito Albert Rivera la situación que se vive en Catalunya tras los últimos registros policiales en la sede de Convergència y, especialmente, el de las casas de la familia Pujol esta misma mañana.

En una rueda de prensa en Madrid, el líder de Ciudadanos ha aprovechado la actualidad política para arremeter contra Artur Mas, a quien ha calificado como el "hijo pródigo" de Jordi Pujol. "¿De verdad pretende ser el presidente de la Generalitat con todo esto patas arriba, con su partido en descomposición, inmerso en seis causas judiciales, con 15 sedes embargadas y su tesorero detenido?", se preguntó. Y se respondió: "A Mas se le ha acabado su tiempo", zanjó.



"Mas tiene las manos manchadas por la corrupción"


Asimismo, instó a la CUP a no permitir la investidura del actual presidente de la Generalitat. "Sería lo último que nos faltaba por ver en la política catalana: un partido que dice ser antisistema y anticorrupción apoyando a los líderes del stablishment y las mordidas", sentenció, volviendo a acusar a Mas de tener "las manos manchadas por la corrupción".

No obstante, reconoció que ninguno de los escenarios que prevén desde C's (Mas como jefe del Govern o repetir las elecciones si el 8 de enero no se ha tomado una decisión) le gustan. Y eso que su candidata en Catalunya y ahora jefa de la oposición, Inés Arrimadas, pidió repetir los comicios la misma noche del 27-S.

Tampoco se mostró de acuerdo con la opción de aplicar el artículo 155 de la Constitución con la que Rajoy siempre juega a la ambigüedad. "Imagino que el Gobierno central tendrá asesores que aseguren que suspender la autonomía con unas Cortes disueltas sea un acto acorde a Derecho, pero políticamente lo que se necesita es un proyecto para los españoles y los catalanes y para eso hace falta cintura y diálogo", le criticó al presidente del Gobierno.

De hecho, ya metido en campaña, Rivera aprovechó la ocasión para arremeter contra Rajoy tras su entrevista con preguntas enlatadas de anoche en TVE, pero también contra Pedro Sánchez por no aceptar un cara a cara con él en Antena 3. Así, tildó a ambos de cobardes (sin llegar a utilizar la palabra de forma literal) y volvió a instar a todos sus rivales a participar en debates plurales con los que puedan confrontar programas y propuestas. "Plantear una campaña de los 90 en la que los protagonistas sean solos rojos o azules se parece muy poco a la realidad social en la que las encuestas demuestran que está llegando el fin del bipartidismo", esgrimió.

"El peor enemigo de Rajoy no es él mismo, sino la corrupción, su gestión,  el paro, la pobreza..."

"Que dejen de hablar de nosotros unos y otros y que se sienten a debatir con nosotros", les pidió, acusando a ambos de "falta de respeto por los ciudadanos y por los periodistas" por no querer aceptar la "confrontación de propuestas". "No podemos seguir con ese corsé antiguo del PP y PSOE, que quieren imponer no sólo su modelo político sino también su modelo comunicativo", continuó Rivera, proponiendo, de paso, su proyecto de reforma de las televisiones públicas con el que intentará que sean "más plurales y más sostenibles económicamente".

De Rajoy dijo que su peor enemigo no era él mismo (como el propio presidente respondió ayer) sino "su gestión, los hechos, los datos de su legislatura y sus no-datos también", dijo Rivera acusando al Gobierno central de poca transparencia. Recordó que deja a España "con un 21% de paro, contratos temporales, familias bajo el umbral de la pobreza" y también con los escándalos de corrupción en el PP: Bárcenas, Gürtel, la sede investigada... enumeró. "El problema de la corrupción es un problema global. Lo que pasa en Catalunya es lo que pasa en otras partes de España. La única diferencia es que en Catalunya lo envuelven con la bandera", resumió. 

De Pedro Sánchez, Rivera lamentó que, en su opinión, creyera que "bastaba con que Rajoy lo hiciera mal". "No basta con criticar al Gobierno. Hay que hacer cosas por España, hay que mojarse y proponer", le pidió.  Y no quiso responder al calificativo que el secretario general de los socialistas dio a Ciudadanos cuando dijo que saldría a ganar "a las dos derechas" (PP y C's). "Es normal que haga declaraciones que le intenten beneficiar porque les estamos pisando los talones", presumió. 

En cualquier caso, de nuevo, el líder de Ciudadanos recordó que PP y PSOE han sido conniventes con la "corrupción institucionalizada", así como con los Pujol y volvió a pedir el voto para los naranjas asegurando que, si sólo alcanzan el puesto bisagra y no el liderazgo de Gobierno, "será muy difícil cambiar las cosas y hacer limpieza". 

"Suerte a Pablo Iglesias"


De otro lado, Rivera utilizó el nombramiento de Carme Forcadell como presidenta del Parlament para arremeter también contra Podemos. "Pablo Iglesias tendrá que explicar su apoyo a este nombramiento", manifestó tras acusar a la número dos de Junts pel Sí de "sectarismo" por unas declaraciones en las que, según Rivera, acusó a los votantes de C's de no ser catalanes. 

Además, aunque acusó al líder de Podemos de practicar la "vieja política del 'y tú más'", él no pudo evitar responder a unas declaraciones de éste en las que le acusaba de ser "puro marketing". "Le recomiendo que cuando haga propuestas, las concrete, diga cuánto van a costar y que no las cambie cada cuarto de hora en función de las encuestas", le atacó. Y eso a pesar de que dijo no querer entrar "al juego" de si está o no "enfadado" con Pablo Iglesias. "Yo no estoy enfadado con él, soy muy feliz y le deseo mucha suerte", zanjó Rivera. 

La reunión con el Foro Puente Aéreo, el miércoles

Por último, Rivera quiso poner luz a los rumores que rodean su cita con grandes empresarios del denominado Foro Puente Aéreo que tendrá lugar este miércoles. Todo, con el fin de evitar que se le siga tildando como 'el candidato del Ibex 35'

"También Rajoy, el rey y Pedro Sánchez se han reunido con ellos y no pasa nada", quitó hierro al asunto. "Me han invitado igual que los invitaron a ellos y, aunque me han dicho que algunos ya no quieren acudir, iré y hablaré con los que estén", respondió con "normalidad", sin detallar el "listado" de empresarios que dijo no conocer.  

Asimismo, dejó el balón de la transparencia en el tejado de los organizadores del encuentro. "Nosotros no nos ocultamos, siempre acudimos a foros de este tipo y creemos que tiene que haber transparencia", opinó, insistiendo en que no depende de Ciudadanos que haya o no haya presencia mediática en el evento. "Desde luego, ni yo voy para que ellos sean de C's ni espero que ellos pretendan que yo sea de ellos", concluyó.